Estás viendo: Title Fight @ Patio San Diego – (18.09.2015)

192

Title Fight @ Patio San Diego – (18.09.2015)

Por Abel | 22-09-15 | Fotos por Pablo Go, Franco Buccioni y Jorge Navajas

Quedaba una semana para el show y la curiosidad por lo que iba a ver aumentaba. Title Fight se presentaba por primera vez en Chile, presentando su placa más reciente Hyperview (Anti-, 2015) y varias dudas daban vueltas en mi cabeza. Que cómo tocarían los temas nuevos en vivo, que si habrían modificado los temas de sus discos anteriores para que sonaran más similar a lo nuevo, si se habrían superado de sus temas más hardcore de sus inicios… Todas esas incertidumbres se clarificaron (¡Y de qué manera!) el pasado viernes en el Patio San Diego.

Era feriado y las calles de Santiago lo reflejaban, poco movimiento que hizo relajado el día y la caminata al local. Al acercarse al recinto de San Diego las soleras albergaban grupos de amigos que se congregaban para la cita que de acuerdo a lo anunciado partió puntualmente a las 18:30.

21526245736_5895aba6f0_k

Desencadenar fue la primera banda en tocar, que básicamente es como si Chain of Strength se hubiesen formado en Santiago de Chile. Se nota acá el intento de rescatar el sonido de sus bandas favoritas de los ochentas. Si bien falta un poco más de fiato a ratos (llevan solamente un par de meses tocando), van bien encaminados con lo que buscan lograr. Por otra parte sin embargo, este estilo de hardcore youth crew limita bastante las posibilidades a la hora de componer y no da mucho espacio para la innovación, lo que podría ser una piedra de tope a futuro.

La segunda banda en tocar fue Caminos. Con todos sus integrantes de riguroso negro y una puesta en escena estudiada, esta banda dista bastante de la última vez que los vi hace unos años atrás. Tras un par de temas, me pareció mucho que quieren seguir la senda de Deafheaven, por el negro, los sonidos atmosféricos de las guitarras, el ritmo de la batería y el efecto de la voz que sonaba con mucho eco y saturación. El público se empezó a mover y a corear algunos de los temas más conocidos de la banda, que demuestra preocupación y prolijidad a la hora de hacer las cosas.

Luego fue el turno de Invierno, quienes celebraban cinco años como banda que se notaban en la interacción con la audiencia, en como sonaban y en la comodidad con la que se veían sobre el escenario. Un repaso por los temas de ‘El Tiempo lo Probará’ como un par de novedades de su próximo larga duración que debería grabarse durante este año.

Cuando ya eran cerca de las nueve, el cuarteto de Kingston, Pennsylvania subía al escenario y probaba sus instrumentos. Sin roadies, sin técnicos. Sólo ellos. Como anécdota, con la mejor de las intenciones colgaron una bandera en el amplificador, que fue un regalo de un fan chileno que viajó a verlos a Brasil en 2014. Las reacciones de algunos no se hicieron esperar, pidiendo que retiraran la bandera. Sin ánimo de defender a nadie, es preciso indicar que culturalmente en norteamérica tienen una percepción muy distinta de la “patria”, que obviamente difiere con la visión y formación contracultural punk local. Los cabros allá se criaron escuchando a Youth of Today, no a Marcel Duchamp.

tf2

No pasaron más de cinco minutos cuando Ned Russin toma el micrófono para saludar en español “Buenas noches, somos Title Fight… Qué pasa” y acto seguido comienza a sonar Shed, tema que le da nombre a su LP debut de 2011 y que los catapultara a un puesto de avanzada en la movida hardcore punk. La respuesta del público no se hizo esperar y sus voces se mezclaban con la de un agitado Ned que cada tanto se alejaba del micrófono para evitar que le llegara de lleno en la cara por la oscilación del pedestal entre stage dives.

Mis dudas previas al show se cambiaron por una sensación de satisfacción empezando el segundo tema, ‘Chlorine’, corte promocional de su última placa. Si bien era el que más mantenía la esencia de Floral Green, la potencia que éste, y en general los temas nuevos, toman en el directo es una genialidad. A pesar de ser una banda joven (25 años en promedio) tienen una solidez y seguridad que nada tienen que envidiar a bandas más emblemáticas. Pasar 10 meses al año tocando por el mundo tiene un efecto más que positivo y visible en la forma de abordar el escenario.

El set se notó que fue pensado para el contexto en el que estaban tocando. Era su primer tour por Sudamérica, y organizado por promotores de la escena hardcore. Entonces el set tenía que dejar a todos contentos con un repaso por sus primeros registros (‘Symmetry’, ‘No One Stays at the Top Forever’), los clásicos (’27’, ‘Like a Ritual’, ‘You Can’t Say Kingston Doesn’t Love You’) y cuatro cortes de su más reciente álbum. Temas de todos sus discos en la muy bien aprovechada hora y cuarto que estuvieron sobre el escenario y que dejaron completamente satisfecha a la audiencia, que escuchó atentamente los temas nuevos, armó un circle pit de aquellos con los temas más acelerados, y que interactuó en cada uno de los temas más clásicos como solo en un show de hardcore se sabe hacer.

21365521209_5dca67fc67_k

Para el cierre, bajaron las revoluciones con la balada ‘Head in the Ceiling Fan’ seguida de la última carga con ‘Secret Society’. Sin bis, sin hacerse de rogar, sin las tonterías de las que gustan los rockstars para subirse el ego. La sencillez de estos muchachos es otra de las cosas a destacar. No tuvieron problemas para fotografiarse con la gente, firmar discos y conversar.

Lo del viernes pasado fue un evento memorable. Puntualidad, sonido de alta calidad, buena organización, audiencia entusiasmada y participativa, bandas sólidas y la oportunidad de ver a una de las pocas bandas que ha logrado trascender en una época donde el acceso a la información hace que destacar sea más difícil y el éxito de las bandas sea cada vez más breve, a menos que tus bases sean lo suficientemente sólidas y tengas la capacidad de innovar sin perder tu esencia.

Fotos por Pablo Go, Franco Buccioni y Jorge Navajas, de Furtar Fotozine. www.furtar.org

Compartir en WhatsApp