Estás viendo: The Horrors @ Teatro Cariola (04.05.2015)

192

The Horrors @ Teatro Cariola (04.05.2015)

Por Juan José Vásquez | 05-05-15

Los británicos volvieron al país luego de su última visita en 2012 cuando presentaron la placa Skying (2011). En esta ocasión, el quinteto llegó para mostrar como el paso del tiempo ha influido en sus producciones, trayendo consigo Luminous (2014), el último disco que les ha valido mayor reconocimiento por la crítica especializada.

La jornada comenzó con los nacionales Vectores con treinta minutos de retraso en la hora estipulada por la producción. El trío chileno gozó de potencia y juventud durante alrededor de 45 minutos en que lograron calentar los ánimos de no más de mitad de la cancha del Teatro Cariola en los que tocaron covers como Microdancing (Babasónicos) y Paramar (Los Prisioneros), terminando su presentación exactamente a las 20:57.

A medida que los minutos avanzan, The Holydrug Couple aparece en el escenario, un dúo que se autoinscribe en el género de dream-hop, una combinación sonora de Tame Impala con la época Waters en Pink Floyd. Demasiada pirotecnia instrumental con poco sustento en las líneas vocales y de bajo, siendo mejor teloneros para el venidero concierto de Temples.

la foto

Créditos Natalia Araya

Pasadas las 22:00 horas, los británicos arriban al escenario con un pequeño retraso. Toda la cancha del Cariola comienza a gritar de emoción mientras de fondo se escucha un sampler de película como si se tratase de outro de Pretty de The Weeknd. La banda abrió con Chasing Shadows y In and Out of Sight, dos canciones de su última producción, Luminous que lograron exaltar al público haciéndolo moverse mucho más que las bandas anteriores.

El quinteto liderado por Faris Badwan dio un paso atrás en su discografía para volver a 2009 y presentar tres temas seguidos de su disco Primary Colours: Who Can Say abrió el flashback para dar paso a una tremenda y apabullante Sea Within a Sea, uno de los temas emblemáticos de los británicos, con casi 8 minutos de duración estremecieron a un Cariola ensimismado por completo viéndolos tocar. Finalmente, comenzó a sonar Scarlet Fields para calmar los ánimos del público.

Las luces se tornan de un tono azul oscuro para dar paso a Endless Blue, tema en la que el protagonismo del frontman se ve mayormente desviado hacia Rhys Webb (bajista), el cual se movía en círculos sobre el escenario haciéndolo mucho más atractivo a la vista, en comparación al estático vocalista. Se da una sección de juego entre los dos discos anteriores, comenzado con Three Decades para pasar directamente a otro de los puntos fuertes del setlist: Still Life, un corte mucho más pausado y calmo que se inclina a una introspección romántica post-punk.

horrors

El último tramo de la noche se dio gracias a I See You de su última producción y uno de los singles de este, Change Your Mind haciendo corear al público como había sido la tónica de la noche. Las luces de golpe se apagaron dando paso a la oscuridad y los roadies que comenzaron la actuación de retirar los instrumentos para que el color rojo y verde de una paupérrima iluminación devolvió a la banda al escenario para finalizar la presentación con Moving Further Away.

El quinteto inglés logró conectar con el público gracias a su trabajo más que carisma, el gran showman de la banda es Webb que se luce desde su bajo girando entre los interludios instrumentales. El gran problema radica en el setlist: Dejando a un lado su primer disco con grandes temas que podrían mover a todo el público junto a singles de sus más recientes producciones. Obviando aquellos detalles, The Horrors realiza una presentación en vivo excelente en materia musical dentro de su género.

Compartir en WhatsApp