Estás viendo: On Stage: Paramore en Chile

192

On Stage: Paramore en Chile

Por Pedro Rossel | 28-10-08

paramore01.jpg
Y finalmente pasó el día más anhelado por un millar de quienceañ[email protected] que querían cumplir el sueño de ver por primera vez en vivo a su agrupación favorita. Independiente del fundamentalismo de  los seguidores más viejos, que pregonan su fanatismo por escuchar a Paramore desde hace más tiempo, el grueso del público conoció preferentemente al quinteto de Tennessee, gracias a su constante difusión en las pantallas de MTV, en el último tiempo.

Semanas antes del concierto ya se notaba la efervescencia y el revuelo que provoca Hayley Williams y compañía. Desde que comenzó a escucharse el rumor de la gira sudamericana los foros y artículos referentes al tema, no pararon de recibir comentarios, los cuales incrementaron de intensidad cuando la fecha se acercaba. Las expectativas eran altísimas. Si bien Paramore, no es nada del otro mundo, hoy en día poseen una repercusión mediática que muy pocas bandas logran conseguir. Eso, y las exitosas presentaciones en Brasil, eran los principales alicientes para augurar un buen recital.

La emergente agrupación nacional Estar Sin Ser abrió los fuegos. Llegué tarde y no los alcancé a ver. Nunca los he escuchado, de hecho, los conocí de nombre cuando supe que iban a tocar con New Found Glory. Lamentablemente me quedé con las ganas de presenciarlos en vivo. Pero para la otra será.

paramore04.jpg
Sí logré ver los minutos finales de Peor Es Nada. Es difícil hacer un análisis con los escasas canciones que vi. Sólo puedo decir que eran de su último disco, el cual no me agrada mucho. Para mí, “Final Confuso” es su mejor placa. En ese tiempo no tenían experiencia, tocaban más que nada por diversión, pero derrochaban una energía y una fuerza que no he notado en sus otras producciones. Es cierto, hoy han cambiado mucho, pero se les ha abierto un gran espacio. Claro, con un público distinto al que apuntaban en sus inicios, pero esos son los objetivos que se han trazado ahora, y paso a paso los están alcanzando. Mucha gente coreó sus canciones y lograron contener muy bien las ansias del público por presenciar al plato fuerte.

Luego que el cuarteto santiaguino abandonara el escenario, hubo una espera de más de media hora. Pasadas las 21:00 hrs el sueño de las casi 4000 personas que se encontraban en el Court Central – el cual estaba al 70% de su capacidad – comenzaba a cumplirse. Uno a uno los integrantes de Paramore comenzaron a salir a escena, ante los gritos y alaridos, principalmente de las mujeres, quienes eran amplía mayoría en el recinto ñuñoíno. Los decibeles se incrementaron rotundamente cuando la bella Hayley apareció. Segundos después ‘Born For This’  se transformaba en el puntapié inicial. Desde un comienzo, quedó claro que la tarea estaba resuelta. Tenían al público rendido a sus pies, así que tocaran lo que tocaran iban a salir triunfadores.

El repertorio  se distribuyó muy bien, complementando temas de la primera placa como  ‘Here We Go Again’, ‘Whoa’, ‘Emergeny’ y un par más, con las canciones de “Riot!”, donde destacaron ‘Crushcrushcrush’ y ‘That’s What You Get’, entre otras. ‘Decode’, del soundtrack de “Twilight”, también provocó el delirio de la fanaticada. Pero sin duda, la canción más celebrada fue ‘Misery Bussines’, la más conocida, y la cual se transformó en el cierre de un intenso pero escueto concierto.

En resumen, fue un recital muy corto, de sólo 13 canciones, con un sonido que no fue de lo mejor, pero tampoco se transformó en un obstáculo que jugará en contra del show. La gran fanaticada de Paramore de todos modos salió satisfecha con el espectáculo. Sin embargo, quedó claro que son una banda que más allá de su gigantesco carisma y de una sólida puesta en escena, no son nada fuera de lo normal. Les llegó la hora de la fama, pero difícilmente logren sustentarse en el tiempo. Me recordó mucho al show de Good Charlotte en el Velódromo hace tres años. En ese entonces, el caos y la histeria provocada por los hermanos Madden fue enorme. Si hoy viniesen a Chile, lo más probable es que hubiesen pasado sin pena ni gloria. Y ese es el gran problema de este tipo de banda. En poco tiempo logran un revuelo mediático, que los lleva a los más alto en los distintos rankings de emisoras radiales y programas televisivos,  hasta que llega otro grupo que se les arrebata ese centro. ¿Qué sucederá con Paramore?… Sólo el tiempo dirá la respuesta.

paramore02.jpg paramore03.jpgparamore06.jpgparamore05.jpg paramore07.jpg paramore08.jpg
Etiquetas : , ,
Compartir en WhatsApp