Estás viendo: Dënver, Calostro, nosotros y el resto (26.04.2008)

192

Dënver, Calostro, nosotros y el resto (26.04.2008)

Por Gabriel Pinto | 28-04-08

La noche del sábado pasado, el dúo nacional Dënver lanzó su esperado disco Totoral (Neurotyka, 2008) en compañía del sutil Calostro. Con una Sala Master repleta amigos, colaboradores, familiares y, por sobre todo, gente con un corazón sensible, Milton Mahan y Mariana Montenegro hicieron lo suyo. Y vaya de qué forma.

Si bien, la cita era a las 19:00 horas, todo empezó cerca de una hora más tarde. Sin embargo, ese retraso, permitió captar de mejor manera el ánimo del público: felices, riéndose, comentando lo que venía. Ahí estaba la gente de Neurotyka, la «barra de San Felipe», los adolescentes fanáticos y, cómo no, uno que otro periodista colado. Por supuesto, todo esto se desarrollaba en un entorno de calidez e inocencia, representativo de lo que el dúo sanfelipeño estaba por mostrar.

A eso de las 20:00 horas, Calostro salió al escenario. Con calma, respeto y mucha atención, el público escuchó y disfrutó lo que el barbudo cantante mostró: folk mínimo de melodías lo-fi, con letras sobre temas cotidianos, como sus gatos o el entorno más próximo. El único «pero» cuestionable fue, al menos para algunos, lo largo de su presentación. Sin embargo, y como mencioné al principio, el público guardó respeto.

Tras un breve receso, en el que el público aprovechó de ir a pedir bebida energética de uno de los auspiciadores (WTF), la noche empezó a llenarse de un espíritu adolescente y nostálgico. En medio de un aplauso cerrado, y con hermosa proyección de fondo a cargo del director Luciano Rubio, Dënver salió al escenario. Y ahí, todo empezó a tornarse ligeramente alegre y emotivo.

«Corazón Estacional», un tema bailable y prendido a toda regla, fue el puntapié inicial. Tras él, se siguieron todos los aún-no-pero-casi hits de Dënver: «Miedo a toparme contigo», «Insisites en volver» o su primer single, «Andén 6». Incluso, antes del bis, se dieron mañana de presentar un tema nuevo: el muy casaazulesco «Diane Keaton». Como dijo Mariana: ‘… uno de los temas de, ojalá, un nuevo disco’.

La presentación del disco, a diferencia de otras presentaciones en vivo, se vió mejorada por la incorporación de dos amigos de la banda. Por un lado, Felicia Morales (ex Les Ondes Martenot, actual Espía) en el violoncello, para los temas más acústicos. Por otro lado, Felipe «Pondie» Aravena, productor del disco, quién ofició de segundo guitarrista, dándole un impulso nuevo y energético a las canciones. Como sugerencia personal, y tras los comentarios que escuché en el after, la inclusión de ambos en futuros shows de la banda, debería ser considerada.

Tras un breve interludio, Dënver volvió al escenario para incentivar al público a bailar. Con un acelerado y electropopero cover de «Tomo lo que tengo» de la banda argentina Virus, Milton Mahan encendió el escenario. De hecho, en más de una ocasión, le pidió al tímido público que se pararan para bailar porque, a fin de cuentas, eso era una fiesta. Fiesta que se extendió incluso en el último tema – también nuevo- , «Torneo local». En un final apoteósico, donde los integrantes fueron despidiéndose del público mientras la música aún sonaba – ¿un guiño a Cecilia, la incomparable, por decir algo? – y el público aplaudía a rabiar, terminó una de las, a mi juicio, más redondas, perfectas y completas presentaciones de Dënver que he visto.

Si, su pop dulzón alcanzó cuotas de grandeza pese a su austeridad. Y sí, hubieron problemas técnicos, pequeñas desafinaciones y una que otra descoordinaciones. Pero fue lo de menos: aquí, permítanme decírselo señor rockero, el pop tuvo un momento de gloria. Esperamos, de corazón, que muchos más sigan ocurriendo.

«Miedo a toparme contigo» en vivo.
[vimeo width=»400″ height=»300″]http://www.vimeo.com/clip:945675[/vimeo]

(todas las fotos por Hixaga)

Etiquetas : , ,
Compartir en WhatsApp