Estás viendo: On Stage : Daft Punk – DJ Shadow (02.11.2006)

192

On Stage : Daft Punk – DJ Shadow (02.11.2006)

Por Jean (Perrojo) Parraguez | 03-11-06
daftpunk.jpg
Espacio Riesco – 2 de Noviembre

Camino a espacio riesco (ya cerca de las nueve de la noche), equistene dice que habló con un tipo del staff del SUE, y que le confirmó que los franceses saldrían a escena cerca de las 11 de la noche. Llegué muy tarde al lugar de convocatoria, por ende me perdí a Marciano; pero arribé en medio de la performance de Dj Shadow. Me declaro un ignorante total de su música, por eso no supe apreciar su actuación, aunque debo decir que el MC con el que subió al escenario era un incitador de masas muy bueno, el público acompañó cada uno de sus gritos y la música del pinchadiscos era apropiada para calentar motores. Punto en contra: las animaciones no son su soporte ideal, debería elegir otras.

Luego de una espera espantosamente larga, en el que la gente se entretenía enviando mensajes de texto a las pantallas que se encontraban a los costados del escenario (nosotros también participamos del jueguito), salen a escena el dúo formado por Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo; y arrancan con un hit demoledor y que sirvió para hecharse al público al bolsillo en forma inmediata: Robot Rock. Un alcance al respecto: iba con un poco de resquemor al espectáculo, ya que se trataba de un combo electrónico, de modo que no hay mucho espacio para la imaginación y la improvisación sobre la tarima. Pero al verlos, todo ese prejuicio quedó en nada. Para taparme la boca, las canciones fueron deformadas hasta el mareo, siendo sólo reconocidas por el coro o una que otra textura familiar, pero prácticamente eran nuevas versiones.

El espectáculo tuvo 3 momentos de máxima euforia: con Around The World, Face to Face y con One More Time. También hubo tiempo para Technology, donde las palabras salían deslumbrantes desde la pantalla de fondo. Con Da Funk también llegó la algarabía, sobre todo para esos que aún alucinan con ese discazo llamado Homework (1996). En lo respectivo al sonido, impecable, pero tengo la sensación de que los que estaban al fondo la sufrieron (el sonido llegaba con notorio destiempo y rebotaba, como en la estación mapocho), pero en líneas generales estuvo sencillamente demoledor, el dúo maneja los tiempos a carta cabal; cuando parece que todo se está acabando aparecen con un beat que te levanta de una.

Debo decir que pocas veces había visto un show audiovisual tan completo y efectivo. La escenografía, sorprendente. Los franceses no son Showmen, pero no parecía preocuparles mucho. Ellos estaban dentro de una “pirámide-nave espacial” desde donde tenían dominio total del respetable. De cuando en cuando unas palmas arengando al público (que no les importó mucho la falta total de interacción del par). Sin embargo eso nunca fue síntoma de que los muchachos estaban aburridos, como que a pesar de todo uno sabía que lo estaban pasando bien.

El espectáculo aparte de la escenografía me dejó mudo, luces de todos colores, una reja que acompañaba cada movimiento que imprimía la música, la pirámide que en un momento. Las proyecciones que ofrecía la pantalla principal que estaba al fondo del escenario y la pirámide que acogía a Daft Punk se sucedían sin interrupciones imágenes, colores, secuencias, etc. Lo más increíble fue cuando se apagaron todas las luces y se empezó a proyectar un viaje interestelar, a lo más Star Wars, notable. Creo que de haber entrado algo drogado o con copete en el cuerpo, me hubiera ido a la mismísima…alucinante.

Otra cosa a destacar, el público, impecable. Es obvio que el recinto no se llenó, pero igual la gente se portó de maravillas, todos muy educados, sólo preocupados del show y no de los empujones y patadas, de donde estuvieras veías, y veías bien.

Lo de anoche fue una linda sorpresa, un grupo que no se conforma con poner la misma canción, sino que la remodela para que su público las disfrute en un nuevo lenguaje, además del espectáculo que ofrece el escenario, y todo ello sin siquiera decir una frase. Lo único si, que Espacio Riesco debería abrir una sucursal un poco más céntrica, porque demonios que es lejos!

Para los que se lo perdieron, no pueden dejar de ver este video, que no es de ayer, pero para que hagan una idea de quien se roba el show de Daft Punk, el escenario

Compartir en WhatsApp