Estás viendo: Neil Halstead – Bar Loreto (08.06.2013)

192

Neil Halstead – Bar Loreto (08.06.2013)

Por [email protected] | 10-06-13

Traiganme la guitarra de Neil “Armstrong” Halstead.

En el marco de los 11 años de la tienda SONIK, el invitado era de lujo: Neil Halstead, ex frontman de Slowdive y Mojave 3, visitó el Sabado, el Bar Loreto. La fiesta de las canciones tristes comenzaba a la medianoche.

No es fácil escribir sobre un hito que esperaste mucho tiempo. Yo esperé 20 años (bueno un poco menos… 18) y ese momento llegó la noche del sábado al Bar Loreto. Se presentaba Neil Halstead, vocalista de mis bandas favoritas de toda la vida: Slowdive y Mojave 3.

Y para este evento en mi cerebro, dividí el show en 3 partes (que no corresponden a un orden cronológico).

La primera corresponde a su carrera solista, donde un tímido Neil Halstead subió al escenario para comenzar a interpretar “Digging Shelters” de su disco “Palindrome Hunches” del 2012. Le siguieron “Fool Moon Rising” “Hey Daydreamer” y “Sandy”. No recuerdo bien pero según yo, tocó “Spin the Bottle”.

Recorrió parte de su disco debut “Sleeping on roads” con el tema homónimo y una versión extreme lo fi de “Marthas Mantra (for the Pain)”. Prosiguió con “Elevenses” del disco “Oh! Mighty Engine” y la demoledora rompe corazones “Witless or Wise”.

En el bloque meláncolico con temas de Mojave 3, reconstruyó mis temas favoritos adolescentes de mi eterna roadmovie interior: “In Love with a View“ “Trying To Reach You“ y ‘Return to Sender” que terminaron por complacer y conquistar a un público emocionado que conectó con el inglés.

Y el eterno sueño de 18 años que hablaba al inicio, donde el “Souvlaki Space Station” se transformó en mi favorito y mis estados de ánimo los veía reflejado en sus canciones, tener la oportunidad de escuchar por fin “40 days” o “Alison” con una fina base shoegazer etérea era el cierre perfecto para casi dos décadas de espera.

Antes que la fiesta de la melancolía, llegara a su fin (de verdad quería pausar este momento y que no terminara nunca) se despidió con una desgarradora pero ni tan triste versión de “Dagger” otra canción para destruirte en mil pedazos.

Los compañeros de ruta de Neil Halstead fueron los nacionales Inverness y junto a su líder Rodrigo Jarque, abrieron el show y apoyaron con banjo, violín y piano al músico en largos pasajes de la noche. Y esa complicidad que tuvieron en el escenario sirvió para acercarse más a Neil y concretar un trabajo juntos a futuro como comentaron a través de su twitter.

Neil Halstead, un fuera de serie, considerado por la prensa británica como uno de los mejores songwriters de la actualidad, se paseó por las mejores composiciones de su extenso catálogo, conectó con su público y dió lecciones de humildad sobre un grupo de fans que lo esperó muchísimo tiempo.

Una fría noche de otoño, los fanáticos de los tracks aprietaguata saldamos la deuda con el barbón de canciones tristes. Camino a casa, la depresión post parto comenzaba.

Texto : Alejandro Molina
Fotos: Carlos Molina

VIDEO CORTESÍA GRAPPI + SONIK

Neil [email protected] Bar Loreto, Chile from Grappi on Vimeo.

Compartir en WhatsApp