Estás viendo: Movistar Primavera Fauna @ Espacio Broadway (21.11.2014)

192

Movistar Primavera Fauna @ Espacio Broadway (21.11.2014)

Por Marcelo Roldán | 27-11-14

Carol Pastenes

Antes de comenzar la reseña, debo decir hace muchos años que no disfrutaba en Chile un festival  como el del pasado sábado en Primavera Fauna. Desde las bandas, el publico, la atención y cercanía por parte de la organización a todos los participantes de esta verdadera fiesta de la música indie, hasta el propio rescate de mi auto en panne. Los detalles de todo esto a continuación.

Llegamos a eso de las 14:00 hrs al Espacio Broadway lugar ya establecido del festival desde sus inicios, tremendamente cómodo y agradable para todo el publico. Piscinas, hamacas, colchones y sillas de descanso eran algunos de los elementos que habían para relajarse, ademas de el amplio pastizal y montañas que abrazan los escenarios, lo hacen un lindo lugar para hacer conciertos.

Partimos con los australianos POND con un show impecable, la banda que comparte miembros con Tame Impala frecuentemente, fue la introducción perfecta a lo que se aproximaba en la larga jornada de festival, su psicodélica, dinamismo y ritmos que nos recuerdan al indie más clásico fueron la tónica de esta primera presentación en el país de POND, un show muy grato de ver y oir.

Después del gran show de POND nos escapamos unos minutos para ver una de las presentaciones más exóticas que he tenido el agrado de ver. El hombre proveniente de Siria, don Omar Souleyman quien en cosa de segundo replegó el Fauna Stage con el publico vuelto loco, su mixtura de ritmos árabes con la electrónica hace de su música una de las cosas mas extrañas y también muy interesantes que podamos oír en un festival que por lo general se centra en la cultura occidental. Algunos de los presentes en el sideshow de Erlend Øye el día anterior al festival, tuvieron la suerte de ver un show sorpresa de este excéntrico artista quien ha colaborado con Björk y ha sido producido por el también presente en el festival Four Tet.

Luego de eso en el Rosen Stage a las 15:00 se presentaban los Beach Fossils, banda que se unió al cartel del festival luego de la dolorosa baja de Beirut. Aquí pasa algo interesante, cuando revisamos registros en vivo de esta banda estadounidense, por lo general tienen mucho movimiento sobre el escenario, algo que no se dio para nada el pasado sábado, en general fue una presentación bastante plana y sin muchas variaciones, algo que me ha tocado ver algunas veces cuando ves un show en el extranjero y luego uno acá en Chile, no sé si será culpa del jetlag, la falta de conexión con el publico por el idioma, o simplemente tienen paja. Con respecto a la música fue un show redondo y satisfactorio para muchos de los fanáticos de Beach Fossils y la onda Lo Fi, y por qué no, saciar las ganas que dejó DIIV el año pasado luego de la cancelación del tour, ya que como sabemos Cole Smith, guitarrista de Beach Fossils es parte de aquella banda. De todas formas agradecemos que el show no terminara como en esta presentación donde Dustin Payseur (vocalista de la banda) se tira sobre la batería sin mucho aviso, dando un fin abrupto a la presentación. “Santiago, will you marry me?” fue lo que escuchamos a en vez del frenesí.

Carol Pastenes 1

Después en el escenario del frente se presentaba la banda noruega Kakmadafaka que desde el minuto uno se metió al publico de Primavera Fauna en el bolsillo, antes de que comenzaran a tocar, cada uno hizo una presentación muy divertida de si mismo con poses y bailes que finalmente fue la tónica del show, pura energía y diversión, muchos chistes e interacción con el publico, mis favoritos eran los coristas, dos gemelos, Martin y Sverre Sand que tenían coreografías para cada canción.  Kakmadafaka es una banda que no tiene genero especifico, puede pasar de sonidos Reggae al Funk y todo eso cantarlo como un rap con una base Indie.

Nuevamente nos pasábamos al Rosen Stage para ver a los que eran favoritos de algunos de nosotros, hablo de Real Estate. A esa hora ya había mucho viento en el lugar lo que logró una atmósfera ideal para lo que fue una delicia para los oídos, Real Estate viene presentando su tercer álbum, Atlas, del cual pudimos escuchar varios hits como también Days el álbum que contiene a It’s Real, la más coreada por el publico. Uno de los datos que me dieron antes del show, fue que Real Estate NUNCA ha tocado con más de 3000 personas, y el pasado sábado rompió su propia marca para presentar un show perfecto en todo aspecto, y donde incluso anunciaron un sideshow que se llevó a cabo el domingo en la Ex Oz, el cuarteto se mostró agradecido y emocionado por el recibimiento que le dio Chile este fin de semana.

Ahora se venia uno de los más cercanos y quien ya llevaba casi de una semana paseando por Chile, el noruego que vive en Italia y tiene tremendo cariño por Chile, Erlend Øye, hombre que ya tenia dos presentaciones antes de la realizada en Movistar Primavera Fauna, de las cuales tuve la suerte de ver las dos y debo decir que la del sábado fue la mejor, espontáneo y cercano al publico Erlend Øye y los Rainbows, que en realidad es una banda islandesa de reggae llamada Hjálmar. El frío de la tarde hizo a este carismático hombre pedirle al publico abrigos para él y su banda, también aclararle a un fan que se le era muy difícil tocar canciones de Kings Of Convenience sin Eirik Glambek Bøe y prometer que vendría una vez más junto a él. Esto y otras cosas pasaron en la hora quince de show, que fue una pasada por su más reciente álbum Legao y con algunas pintas de sus otros proyectos, algunas como “Every party has a winner and a loser”, del aclamado Unrest o el momento culmine cuando escuchamos 1517 del proyecto The Whitest Boy Alive.

Ya eran las 7:30 y el tiempo se nos había pasado volando, era hora de cambiar el chip y adentrarnos a sonidos introspectivos, el primero en entrar en este modo fue el francés Yann Tiersen, quien el jueves dio un show que bordeó la perfección y que hoy volvía a estar a prueba en un escenario en medio de un cordón montañoso, pasando la prueba con creces, un show que nos adentró muy bien a lo que sería Mogwai. Yann Tiersen es de esos artistas que son de selección, no necesitan estar de gira, y eligen con pinzas donde harán una próxima presentación, por lo que fue un acierto por donde se le mire. La versatilidad de Tiersen no responde sólo a una demostración de tecnicismo, sino a la necesidad imperiosa del alma de un artista como él de manifestarse y expresar lo que siente, a través de diversos instrumentos como el piano o el violín. Cada nota refleja y transmite una intención, que en conjunto con el soporte de su banda crea un espacio, un universo paralelo donde nos quedamos absortos y entregados a las piezas que una a una desfilan ante nosotros, llevadas con delicadeza digna de admiración.

El frío con características invernales y con la noche en nuestras narices, Mogwai presentó un show sublime, siempre con el logo de su disco más nuevo, Rave Tapes, Heard About You Last Night fue la canción que abrió el oscuro show, con miles de detalles, capas de sonido, y ruidos que lograban erizarnos los pelos a cada minuto donde pareciera ser que el alto volumen y el constante golpe del sonido en nuestros cuerpos era una forma de comunicación. La belleza de la ejecución de la banda escocesa es sin igual y con Yann Tiersen antes de ellos, tenían completa libertad y confianza para darnos todo lo que ellos saben muy bien hacer. Un show contundente, lleno de ruidos hermosos, y perfección sonora, dejaron a Mogwai en lo más alto del festival y de incluso logra ser una de las mas memorables de algunas de sus presentaciones en el país.

The Lumineers era el siguiente en la lista, a decir verdad la ubicación en el horario descolocó a muchos de los asistentes luego del estruendo de Mogwai, lo que sin embargo no opacó la presentación de la banda campesina, que tuvo momentos que valieron oro, como cuando Wesley Schultz se metió entre el publico a cantar un par de canciones, y hay decirlo tenemos que valorar el juego e interacción de la banda que se mueve mucho en el escenario, baila y se nota una estructura solida. Ho Hey y Stubborn Love fueron enormemente coreadas por la multitud que esperaba desde tiempo a la banda.

Carlos Lopez

Luego del paréntesis Folk volvimos al delirio y psicodélica, esta vez acompañados de uno de los grandes y mas esperados de la noche, Tame Impala. Con su tercer año consecutivo sobre los escenarios chilenos, los australianos son un real fenómeno en el país, lo que los ha llevado a seguir promocionando un disco que ya tiene 2 años y contando, y esto no les quita para nada protagonismo. Tame Impala es tan potente y atrapante que nadie pudo quedar fuera de las redes de este quinteto. Elephant, Be Above It, Solitude Is Bliss, Sestri Levante, Feels Like We Only Go Backwards fueron algunas de las alucinantes canciones que dejó el acotado pero potente show.

Para finalizar la fiesta nos fuimos a Fauna Stage a ver a dos grandes de las tornamesas. Floating Points, un británico que tiene la perspicacia y elegancia para dar un show de alturas, donde la pièce de résistance fue que la presentación fue hecha a única y exclusivamente con vinilos. Con pasadas al funk y música negra a los más sofisticados beats del deep house, Floating Points fue una fiesta que dejó calentando motores para uno de los más esperados y para finalizar tan glorioso día. Hablo de Four Tet.

El también inglés dio un live act que nos dejó marcando ocupado, hip hop, electronica, techno, jazz y grime son algunos de los estilos que utilizó para dar forma a un set variante, fresco y con la misma sutileza que dejó su antecesor en el escenario de la música electrónica que hizo bailar a los presentes hasta las 3:30 AM.

Con esto Primavera Fauna cerró un solido y contundente espectáculo donde la calidad y shows de más de una hora fueron la tónica de un festival que va tomando una forma que nos agrada. Como dije en un principio, hace mucho que no había un festival tan superior desde la experiencia Lollapalooza en sus dos primeras versiones, que distan mucho de lo que el festival es hoy. Primavera Fauna tiene la característica de ser un festival con identidad propia, un lugar increíble y una organización de lujo, esto le da una cercanía que nos hace sentir como en casa. La facilidad para toparte con los mismos artistas que presenciaste hace un rato, conversar  y disfrutar de un trago junto a ellos, mientas otro gran show está en proceso es algo que puede pasar sin lugar a duda y los fanáticos lo agradecen.

Créditos fotografías : Carol Pastenes /  Carlos López.

Compartir en WhatsApp