Estás viendo: Morcheeba – Teatro La Cúpula (24.03.2011)

192

Morcheeba – Teatro La Cúpula (24.03.2011)

Por Jean (Perrojo) Parraguez | 29-03-11
Morcheeba en Chile

Si. El concierto acaecido a fines de octubre de 2005 es el primero que realizó Morcheeba en nuestro país. Por supuesto, lo que se vió esa noche en el Estadio Víctor Jara fue una agrupación coja que no contaba entre sus filas a su vértice más gravitante, la que otorgaba a la agrupación de una identidad definitiva.

Tuvieron que pasar cerca de seis años y dos discos para que el reencuentro se produjera. La cantante Skye Edwards volvió al redil, grabaron un elepé («Blood Like Lemonade», 2010) y se lanzaron a esa agradable costumbre de salir de gira, lo que en su recalada en nuestro país tuvo dosis especiales, porque por fin se podía decir que Morcheeba, con su formación completa, estaba en Chile.

Un Teatro La Cúpula lleno hasta las banderas fue el escenario para que los británicos presentaran su última cría, mezclados con canciones de sus anteriores placas, condimentando sabiamente la ansiedad del público, que gritaba constantemente y aplaudía cada movimiento de Edwards, cada sílaba que su dotadísima voz emitía para llenar el recinto santiaguino.

Hubo momentos que exhaltaron la comunión entre el respetable y la banda. Cuando, por ejemplo, saltó un cañito desde el público a las manos de Edwards, que lo fumó tranquilamente y de ahí pasó de mano en mano por los músicos, lo que provocó la ovación de la gente. Otro gran highlight fue la interpretación de ‘Beat of the drum’, que fue coreado de principio a fin por todos los asistentes, azuzados por la propia vocalista, que agradecía constantemente.

El lugar fue preciso para que se desplegaran los recursos musicales de Morcheeba, que poblaron cada revoceco, cortesía del atinado y hermoso uso que Ross Godfrey le daba a su guitarra, que podía navegar desde la sutileza total a un tempo iracundo en cosa de instantes.

Lo del jueves fue una noche redonda. Una banda que venía al fin como todos esperaban, una vocalista feliz de estar de vuelta en su grupo y de estar en este país, cantar con esa candenciosa y poderosa voz lo que exactamente se deseaba escuchar. El público salió feliz. Y con justa razón.

01- The sea.
02- Friction.
03- Otherwise.
04- Never an easy way.
05- Even though.
06- Part of the process.
07- Sao Paulo.
08- Blood like lemonade.
09. Slow down.
10- Crimson.
11- Trigger hippie.
12- Beat of the drum.
13- Blindfold.
14- Over & over.
15- Be yourself.
16- I can see clearly now + rome wasn’t built in a day.

Fotografía sacada de este link. Agradecimientos.

Compartir en WhatsApp