Estás viendo: Millencolin @ Teatro Cariola (07.11.2015)

192

Millencolin @ Teatro Cariola (07.11.2015)

Por Abel | 09-11-15 | Fotos : Cristian Berrios

La primavera aportó con colores a la grisácea capital y la tarde estaba agradable como pocas veces. Ambiente propicio para que la cita en el Teatro Cariola fuera igual de agradable. “Si es sueco, es bueno” es lo que siempre he dicho porque de momento no conozco banda de Suecia que sea mala, y cada vez que uno de sus representantes viene confirma mi teoría. En el caso de Millencolin, es una banda que se ha ganado su sitio construyendo su carrera paso a paso, logrando la venia de los medios y audiencias masivas en un momento que los catapultó hacia un lugar de avanzada en su género, buena racha que supieron aprovechar para sustentar las bases que los traían este sábado por cuarta vez por estos lados.

La cita la abrieron puntualmente los BBS Paranoicos a las 19:30 horas. ¿Hay algo que nos falte por decir de los BBS? Los muchachos se las saben al revés y al derecho y se comportaron a la altura con un preciso set armado para dejar contentas a todas las generaciones de seguidores. Una vez finalizada su presentación empezaron a aparecer los primeros asistentes sudorosos en busca de aire fresco, señal más que evidente que el ánimo ya empezaba a encenderse.

IMG_8512

Esta visita traía a Millencolin a promocionar su último disco “True Brew” (Epitaph, 2015) y fue precisamente lo que hicieron nada más partieron su set, con el tema que abre dicho disco ‘Egocentric Man’. Si bien es jugado abrir con un tema nuevo en vez de irse a la segura con un calado, por otra parte se veía que la audiencia había hecho la tarea y había escuchado harto el disco, además de que estaban latentes las ganas de hacer circle pit y pasarla bien. Para mantener el equilibrio, los de Örebro fueron intercalando temas nuevos como los viejos clásicos, y así sin mucho descanso y con algunas interacciones en español del carismático Nikola y varios ceacheí incluídos en las canciones.

Los temas fueron ejecutados a más velocidad que en los discos, para beneficio del circle pit y beneplácito del público, pero el sonido no estaba tan bueno, tal vez la acústica del teatro no sea tan punk-friendly. De todos modos no fue tema para la banda que se veía cómoda, relajada y disfrutando del show. Para qué decir si lo fue las cerca de 1500 personas que agotaron las entradas y seguían cada tema. Como decía, un equilibrio entre los nuevos con ‘Sense & Sensibility’, ‘Bring Me Home’, ‘Autopilot Mode’ y ‘True Brew’, como los clásicos ‘Bullion’, ‘Olympic’, ‘Dance Craze’, y los que los hicieron conocidos más allá del vecindario punk rock ‘Man or Mouse’ y ‘Kemp’. El público estaba tan deseoso de correr que sin que les dijeran nada se abrió un círculo enorme en respuesta a un riff que sonaba muy similar a ‘Mr. Clean’ pero que terminó siendo ‘Cash or Clash’ (¿Alguien más reparó en eso?). 45 minutos después, finalizaba la primera parte del show con la ejecución de su más antiguo hit.

IMG_8623

Faltaban algunos todavía, así que tras una breve pausa los muchachos volvieron a escena tocando ‘Duckpond’, ‘Black Eye’ y ‘Lozin’ Must’. Se toman un minuto para darle los créditos a su baterista, quien empieza a tocar ‘Farewell my Hell’. Luego, para cerrar, no podía ser con otro tema más que ‘No Cigar’… al menos eso pensó la mayoría, ya que una vez concluido varios empezaron a moverse a la salida, aunque las luces no se habían prendido. Por otra parte, recordé que durante la prueba de sonido testearon una guitarra acústica que no había salido en escena… y en eso aparece de vuelta Nikola con la guitarra para tocar el veintiúnico y por lo mismo destacado tema lento de la discografía de la banda, ‘The Ballad’. Ni siquiera necesitó cantar el coro ya que su voz era opacada por las de la audiencia y decidió dejar la tarea en ellos. Un emotivo cierre para un show que rozó la perfección y que afianzó la relación entre los suecos y el público chileno. Millencolin es de esas bandas que te alegra el día cuando la escuchas en cualquier formato, sensación que cuando la escuchas en vivo se potencia y se transmite y estoy seguro que es con lo que todos nos fuimos a casa.

Compartir en WhatsApp