Estás viendo: Los Planetas @ Blondie (18.11.2014)

192

Los Planetas @ Blondie (18.11.2014)

Por Jean (Perrojo) Parraguez | 20-11-14

Hay que ser sincero. Sería una especie de traición tratar de describir lo ocurrido la noche del martes en Blondie con palabras de buena crianza, enumerando la importancia de Los Planetas en el rock en español de las últimas décadas (porque vaya que la tienen, aunque jamás los hayas escuchado), a la usanza de cómo se “debería” redactar la crítica de un show. Porque lo de ayer no fue un show, o no cualquier show, sino que un encuentro con varias de las entidades más importantes y significativas de mi vida, emociones y episodios que siempre han estado ligadas –a tiempo o no- a alguna canción del quinteto español.

Claro, podría decir que Adelaida sirvió de número de apertura y reafirmó lo que pensé cuando se anunció el cartel de Lollapalooza 2015: merecían un lugar ahí, más que varios de los confirmados. Un desplante y seguridad, sumados a un poder inusual que llega a hipnotizar, Jurel Sónico, Lele y Natalia demuestran una y otra vez que con “Monolito” están para cosas grandes. Más encima, los cabros se la juegan cien por ciento por la música. Qué mejor.

IMG_7121

Sin embargo, lo que yo tenía claro es que lo más importante era el plato de fondo. Sin esperarlos verdaderamente –aunque soñando con la visita-, Los Planetas venían a Chile. Punto para los organizadores puesto que los liderados por J y Florent no se han caracterizado ultimamente por su gran número de presentaciones al año y que en esta parte del mundo no arrastran masas de personas. No importa, la banda subía al escenario de la Blondie y el arranque, con ‘Segundo Premio’, fue un apretón instantáneo al corazón: todo el mundo cantando, tan incrédulos como yo de escuchar “Si esto te hace daño, si te puedo hacer sufrir, ha servido para algo. Al menos para mí” en mi ciudad, no en Graná ni en otra parte de la península ibérica.

Conforme pasaban las canciones –‘La Llave de Oro’, ‘Ya No Me Asomo a la Reja’, ‘Señora de las Alturas’, ‘Nunca Me Entero de Nada’- llegaron los recuerdos, algo que sabía que pasaría. Los episodios del reciente par de años golpearon fuerte, pero al escuchar ‘Toxicosmos’ –una certera, casi enciclopédica, guía de superación- y ‘Santos Que Yo Te Pinte’, uno aprende que el “antes” queda en el espejo retrovisor, las partidas siempre duelen cuando uno no está preparado para despedirse (o ni siquiera se alcanza a hacer eso), pero como decía Cerati, hay que saber “descansar de todo ayer”. Ahí estuvo ‘Pesadilla En El Parque de Atracciones’ para dejarlo claro.

Una de las cosas que más me han llamado la atención de Los Planetas es su maldita alquimia en que conviven el flamenco, el indie, shoegaze y un cuantohay de cosas, coronado con un olfato pop para crear letras con las que cualquiera se sentiría identificado. El canto de J nunca ha sido superdotado, pero con ‘Devuèlveme La Pasta’ y ‘Maniobra de Evasión’ se palpa la honestidad, que quizás imagina situaciones, pero ocupa las palabras tal como a mi me gustaría decirlas: nunca una mandada a la mierda ha sido tan certera como en ‘Si Me Diste La Espalda’ o una historia de amor ha sido tan emocionante como en ‘David y Claudia’ y ‘De Viaje’.

IMG_7219

Después de varias horas uno puede recordar y decir que si, el show no sonó todo lo bien que uno sueña para estos acontecimientos, los acoples en el micrófono estuvieron a la orden del menú, pero ¿de verdad eso importó? Claro que no. Ver a una de las bandas sonoras de tu vida, capaz de arrancarte sonrisas y lágrimas al mismo tiempo valía mucho más que buscar la perfección en los parlantes. La emoción, paralizarte mirando al escenario, cantar como desgañitado, sonreír porque todos lo estaban haciendo y terminar contagiándote, porque estás aboslutamente conciente de que estás siendo testigo de cómo un sueño se hizo realidad. Eso si importaba. Para mí, eso son Los Planetas.

Fotos: Cristian Berrios

Compartir en WhatsApp