Estás viendo: Lollapalooza Chile 2012: Impresiones

192

Lollapalooza Chile 2012: Impresiones

Por unonuevedos | 03-04-12

Y así terminó la segunda versión en nuestro país de Lollapalooza. En los dos días que duró el evento se confirmó a Chile como una segura plaza para realizar eventos de esta magnitud. Y las cifras no son antojadizas, ya que hablamos de más de 120 mil personas que llegaron al Parque O’Higgins para asistir a un fin de semana que, en lo musical, tuvo de todo.

Desde el rock de viejo cuño encarnado en Band of Horses y Joan Jett; un escenario Perry’s atestado para ver en acción a Calvin Harris y Skrillex; la decepción que fue lo de MGMT; el desmadre que formó Gogol Bordello y hasta la multitud que movió el coolo y todo lo demás cuando Illya Kuryaki and the Valderramas oficializó su reunión en Chile, son sólo algunas de las postales que nos dejó este enorme evento. Hasta el próximo año.

Armada Chilena, otra vez cumpliendo
Por segundo año consecutivo, la organización se la jugó por un atinado contingente de artistas nacidos en el país. Clásicos incombustibles como Inti Illimani Histórico, Electrodomésticos y Los Jaivas, merecidas ovaciones a los actos de BBS Paranoicos, Camila Moreno, La Mala Senda, Dion, Fernando Milagros y Los Tetas –que debieron, a todas luces, haber tocado en uno de los dos escenarios principales- son sólo algunos ejemplos del buen pie de la actividad en Chile, dejando claro que la inclusión en la nómina no fue un mero saludo a la bandera, sino que una consecuencia lógica y bien recibida.

31 Minutos: la niñez no tiene fecha de vencimiento
Más de alguno pudo elucubrar la posibilidad –ya que estaban programados para los dos días-, pero lo de 31 Minutos en el Kidsapalooza fue un sorprendente exitazo en toda regla. Un espacio reservado sólo para niños se vió abarrotado de personas de todas las edades, ansiosas de ver en acción a Juan Carlos Bodoque, Tulio Triviño, Huachimingo, Patana, entre otros, que disfrutaron de principio a fin la truncada historia para tener a Gorillaz, que resultaron ser gorilas. Una hilarante historia que prueba el fuerte arraigo que el programa creado por Pedro Peirano y Álvaro Díaz creó en la gente.

Björk: la hechicería está intacta
Tercera ocasión en el país y la islandesa sigue concitando un enorme interés. Con “Biophilia” promocionándose, Björk dió una clase de calidad y equilibrio la noche del sábado en el Claro/LG Stage. Combinando sus más recientes muestras como ‘Cosmogony’ y ‘Crystalline’ junto a clásicos de la talla de ‘Jóga’, ‘Hunter’ y el espectacular cierre con ‘Army of Me’, la solista mostró un ejercicio de vigencia que ya se querrían algunos contemporáneos.

Arctic Monkeys: Demasiada sobriedad
Era uno de los números fuertes del cartel, y una banda esperada en Chile casi desde su aparición con su potente debut “Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not” (2006). Finalmente Arctic Monkeys pudo decir presente con una correcta performance. Sin embargo, la sólida ejecución de los británicos contrastó con su frialdad en la comunicación con el público, pese a los agradecimientos de Alex Turner. El cuarteto cumplió, por supuesto, aunque algo faltó.

Foo Fighters: De dulce y agraz
Era el show que todos querían ver. Luego de siete discos de estudios y una larga lista de éxitos, Foo Fighters por fin debutaron en Chile. Premunidos del excelente momento que pasan, el combo de Dave Grohl mostró en Chile un set a prueba de balas frente a las más de cincuenta mil personas que llegaron desde temprano el domingo 1 de abril para agarrar un buen lugar. Empero, las enormes expectativas para la banda tuvieron que lidiar con los constantes problemas de sonido y volumen que experimentó la presentación, pero que no menguó en ningún momento el entusiasmo y la entrega tanto del público como de los artistas. Si hay una imagen para enmarcar lo que se vivió en este Lollapalooza 2012, sin duda que acá se encontró.

Foto: Francisco Guerrero
Texto: Jean Parraguez

Compartir en WhatsApp