Estás viendo: Iron & Wine @Ex Oz – (06.09.2015)

192

Noche perfecta la del pasado domingo en la Ex Oz

Iron & Wine @Ex Oz – (06.09.2015)

Por Marcelo Roldán | 07-09-15

 

IMG_2548

Me llama mucho la atención cómo es que el Folk logra atrapar reflexivamente a un publico. En los conciertos, sabemos que hay miles de formas de plantear el espectáculo, desde la parafernalia a la de un solo hombre parado en el escenario junto a su guitarra y una copa de vino. En este ultimo formato, en las ocaciones que me ha tocado estar, se gana el silencio y admiración de todo el publico.

Y así fue la noche del pasado domingo en la que Sam Beam, conocido como Iron & Wine, él y toda su integridad expuesta a todos quienes estuvimos ahí, consumidos en su voz y guitarra, en un show donde la simpleza y la entrega fueron clave para el desarrollo de algo que pocas veces se logra en los conciertos, que es la total atención de los asistentes.

A eso de las 21:30, con casa llena, Iron & Wine aparece en el escenario junto a dos guitarras, una copa de vino y una botella de agua, sólo eso bastó para dejar a su publico satisfecho con un set total y completamente a pedido con una dinámica que consistía en que Sam preguntaba al publico que es lo que quería oír, y él seleccionaba algunas de las nombradas, lo impresionante es que las recordaba todas, algo no muy sencillo cuando tienes 6 álbumes y 6 EP’s.

Melodías perfectas, la constante comunicación con el publico que mostraban su sencillez y cercanía, y el poderoso símbolo de ver a una sola persona  minimizada por el gran escenario que tiene la Ex Oz entregando su corazón en cada canción, lograron una noche memorable, con un show que bordeó la hora y cuarenta minutos de espectáculo.

Naked As We Came, Boy With a Coin, la impactante versión a capella de Flightless Bird, American Mouth, el cover de The Postal Service, Such A Great Heights, Passing Afternoon, entre muchas más, fueron algunas de las perfectas canciones interpretadas por el gran Iron & Wine y donde faltan las palabras ideales para describir esa mezcla entre la simpleza y lo atrapante cada canción.

Lo de ayer fue un repaso por toda la carrera de Iron & Wine y donde él pudo reflexionar sobre lo increíble de estar tan lejos de su lugar natal, en un país tan particular como Chile y tener la oportunidad de darnos este bellísimo lujo. Una experiencia cercana, autentica y sobretodo muy humana.

Los lunes parten de forma diferente cuando el domingo vivencias experiencias como las vividas ayer en la Ex Oz, la descarga emocional, la plenitud y armonía que logras luego de ver a Iron & Wine tienen como resultado partir la semana de una forma totalmente diferente.

 

Fotos por: Trini Niada

Compartir en WhatsApp