Estás viendo: Duran Duran – Teatro Caupolicán (08.05.2012)

192

Duran Duran – Teatro Caupolicán (08.05.2012)

Por Jean (Perrojo) Parraguez | 09-05-12

Foto de Héctor Aravena para Emol.

Haciéndole poca justicia a su nacionalidad, Duran Duran hizo esperar a sus fans en su cuarta visita a nuestro país cerca de veinte minutos. Y aunque es cierto que su posición en la industria no es para nada la que ostentaban hace tres décadas, el cuarteto se las ingenió para sacar lustre a la experiencia en un poderoso recital.

La postal desde el principio se avecinaba como un concierto para el recuerdo, donde se haría hincapié en tiempos pretéritos, algo que se hizo patente en la gente que agotó todas las ubicaciones del Teatro Caupolicán –y que claramente se veía que habían crecido con el grupo-, pero que no redujo el entusiasmo y la entrega de ninguna de las partes.

El cuarteto de Brimingham venía precedido de su álbum lanzado el 2010, “All You Need Is Now” –que no ha sido editado en Chile y que se vendía en el recinto-, pero estaban muy conscientes de lo que esperaba el público. Por esa razón, después de abrir con ‘Before the Rain’, se lanzaron en una espiral de clásicos imposible de resistir.

Desde ‘Planet Earth’, de su primer disco, hasta el cover de Grandmaster Flash & Melle Mel ‘White Lines’, Duran Duran apabulló a un público totalmente deslumbrado por el sonido y la fidelidad con que se ceñían a la interpretación de las canciones. A pesar de sus años, Simon Le Bon es el dueño de la fiesta y por momentos puede traspasar el protagonismo, como cuando bajó a la trinchera e invitó a un asistente a hacer el coro para introducir ‘The Reflex’.

Como si eso no bastara, el cantante barrió con cualquier prejuicio que pudo arrancar sus problemas a la laringe el año pasado con un registro irreductible que arrasó en los momentos calmos (‘Come Undone’, ‘Ordinary World’), al igual que cuando las luces indicaban que había que convertir el Caupolicán en una pista de baile (‘A View to a Kill’, ‘Hungry Like a Wolf’, ‘Girls on Film’). Lo mismo para el resto de la banda, que ejercieron la velada sin que hubiera existido el paso del tiempo y nos encontráramos aún en el cénit de su popularidad, cuando en Inglaterra eran bautizados como “los nuevos Beatles”.

Por cerca de dos horas se extendió una nueva presentación de Duran Duran en Chile, y a pesar de que sus mejores tiempos hace rato que pasaron, los ingleses se las arreglaron para armar un show del recuerdo que perfectamente podría estar en el recuento de lo mejor del año.

Compartir en WhatsApp