Estás viendo: Charly García – Movistar Arena (24.05.2012)

192

Charly García – Movistar Arena (24.05.2012)

Por Jean (Perrojo) Parraguez | 25-05-12

Emociones más que encontradas fueron las que arreciaron anoche en el Movistar Arena. El motivo de eso puede encontrarse en las disímiles opiniones que pudo sacar la presentación que el argentino Charly García brindó anoche en nuestro país.

Una de las leyendas incontestables del rock latinoamericano venía a celebrar sus sesenta años de vida, cargados de episodios de toda índole, siempre forzando los límites de la genialidad y de la locura, una premisa que imprimió en todos los ámbitos, incluídos los extra musicales. Todas esas consecuencias afloraron ayer en el recinto santiaguino, para bien o para mal.

Hablando de las canciones, si nos fijamos en los nombres, la lista fue impecable. El trasandino aglutinó una carrera que ha tenido de todo en dos horas de puros éxitos. Desde sus comienzos con Sui Generis –‘Canción Para Mi Muerte’ e ‘Instituciones’- hasta “Kill Gil”, un “disco que se lo comió Internet”, según sus palabras, con ‘No Importa’, García sacó brillo a su abultado y, en la mayoría de los casos, genial palmarés.

La hermosa interpretación de ‘Llorando en el Espejo’ y del clásico ‘Yendo de la Cama al Living’ asoman como puntos altos dentro de un ramillete de hits: ‘Demoliendo Hoteles’, ‘Influencia’, ‘Piano Bar’, ‘Rezo por Voz’ –con una enorme imagen de Luis Alberto Spinetta al fondo del escenario- y ‘No Llores Por Mí, Argentina’, podemos contar como los nombres a destacar.

Sin embargo, a pesar de contar en la mano con un tracklist a prueba de balas, es en la interpretación donde quedamos al debe. No lo vamos a descubrir ahora, García hace muchos años que ya no canta, pero tampoco hace mucho más en el escenario. Como una figura inerte, sus pasos son torpes, y su presencia –fija en el piano- sólo se sostiene por la enorme idolatría que aún despierta, prueba de ello es la asistencia que ya estaba rendida antes de que el argentino tocara cualquier nota de su instrumento. The Prostitution, la banda que lo acompaña, hay que decir que no siempre estuvo a la altura de las circunstancias. La errónea nueva versión de ‘Los Dinosaurios’, y los problemas de sonido que se hicieron evidentes en ‘Demoliendo Hoteles’, le hicieron un flaco favor al argentino.

La pasada de Charly García por Chile lo muestra como un músico que ha dejado atrás toda su época de excesos, y para su salud está bien. Lo otro, lo que nos importa como público, es lo que preocupa. Verlo sobre el escenario no hizo más que reafirmar que las leyendas deben respetarse. Pero hasta los grandes deben saber cuándo decir “hasta aquí no más llegamos”.

Compartir en WhatsApp