Estás viendo: Sufjan Stevens – Carrie & Lowell (2015)

192

Sufjan Stevens – Carrie & Lowell (2015)

Por Juan José Vásquez | 12-05-15
Artista : Sufjan Stevens
Disco : Carrie & Lowell
Año : 2015
Sello : Asthmatic Kitty

El folk es un género que ha tomado notas del pop para abrirse paso sutilmente dentro de la industria. Gracias a lo anterior, se da el surgimiento de una cantidad de artistas que utilizan la guitarra acústica como una extensión de sus historias narradas en canciones, tal es el caso de Iron & Wine, Glen Hansard y Sufjan Stevens, este último contando con una trayectoria reconocida en los medios gracias a su conceptualización de temas en sus producciones.

Carrie & Lowell es la última placa del compositor nativo de Detroit, el disco se abre paso luego de un periodo de cinco años de hiato productivo. El cantautor utiliza la historia de una pareja (real, madre y padrastro respectivamente) para crear un disco conceptual, una novela hecha música que narra las vivencias de ambos vistas desde dentro: Stevens es un espectador que convive con ambos y pone a trabajar variados compases y acordes para describirle al mundo sus experiencias.

El tema que hable la placa se titula Death With Dignity, cargado a la línea de guitarra se introduce la voz de Stevens para contarnos delicadamente lo que parece ser los últimos días de uno de los componentes de la pareja (su madre), un lecho de muerte que se describe con un tenue arpegio y la voz del cantautor, your apparition passes through me in the willows, five red hens – you’ll never see us again.  You’ll never see us again. Mientras que Should Have Known Better tiene un espíritu mucho más latino en su composición de guitarra permitiéndole a la letra describir la historia posterior a la muerte de su madre, sin lamentos por la pérdida, es una pena de niño.

La ambición musical de Stevens se ve reflejada en All of Me Want All of You, un tema con un ritmo más dinámico que cuenta una historia personal, una conversación confidente entre él y lo que sería una pareja de lo que vivió. Como un sello personal, toma alusiones directamente desde la Biblia para ejemplificar sus vivencias, ejemplo claro de aquello es Drawn to the Blood, mencionando a Dalila, usándola en el papel de su madre para desembocar en un outro instrumental como si se intentara elevar hacia el cielo. Mientras que Eugene trata sobre los viajes que realizó durante niño junto a su madre y la pareja de esta, describiendo al punto de crear la imagen de un auto con una pareja y un pequeño niñito en el asiento trasero al cual, en cualquier momento se le corta la voz.

Poco a poco las vivencias del cantautor se van transmitiendo de una forma mucho más personal, casi como si se tratase de una primera persona presenciando su vida ahí, en el mismo lugar en que Carrie falleció. The Only Thing mantiene el tema folk-indie con un timbre de voz tan delicado que en momento pareciese que Stevens romperá en llanto, un momento catártico por un pérdida por la cual no siente tristeza de duelo. Mientras que el corte que le otorga nombre al disco posee un tempo más acelerado haciendo que destaque la voz del norteamericano.

Como si fuera poco el viaje de Stevens, John My Beloved es una conversación entre él y la figura que conoce como Jesús, una charla sobre la mortalidad y la vida. Mientras que No Shade in the Shadow of the Cross es sobre su propia autodestrucción para otorgarle un sentido a la muerte de Carrie. Para finalizar la placa, Stevens canta con una voz débil el tema Blue Bucket of Gold, es sobre la pérdida y cómo este buscará nuevamente algo en que aferrarse derivando en un outro como si el cielo cristiano se abriese en la mitad y una luz celestial le acariciara el pelo sutilmente, con la mano de una madre.

Compartir en WhatsApp