Estás viendo: Protomartyr – The Agent Intellect (2015)

192

Protomartyr – The Agent Intellect (2015)

Por Juan José Vásquez | 30-11-15
Artista : Protomartyr
Disco : The Agent Intellect
Año : 2015
Sello : Hardly Art

El post punk como género es una mera acción revival, es decir, tomar elementos ya existentes y los utiliza para darle un nuevo sonido ha algo que se encontraba muerto. Ahí es donde se encuentra a Protomartyr, tomando elementos de la estética post punk con un sonido cargado hacia una agresividad introspectiva, sin embargo, logran dar con un sonido 2015, crear una identidad a través de un movimiento que vio su esplendor a comienzos de siglo.

La banda nativa de Detroit, Michigan lleva siete años y tres discos bajo su nombre, cada uno tocando a la crítica de a poco, de forma sutil van surgiendo cuando alguien se detiene a escuchar el material de una agrupación relativamente desconocida. Sin ningún éxito, canción himno o carisma inherente a ellos mismos, The Agent Intellect logra destacar entre las producciones musicales lanzadas el presente año. El corte que abre la placa se titula ‘The Devil in His Youth’, un riff de guitarra atractivo que realiza una progresión en dificultad, agregando notas que se unen a la voz aspera y grave de Joe Casey narrando la historia de un adolescente con problemas y la proyección de estos en el resto. El disco continúa con Cowards Starve, sigue la misma idea del inicio llevándolo a un tempo más pausado, en gran medida, la instrumentalización se ve situada a un lado para darle protagonismo a las letras y vocales.

Los cambios en placas con la impronta de ser post punk deben presentar cambios para hacerlos atractivos, llamar la atención es una parte fundamental en ellos, por esto último I Forgive You es casi un homenaje a John Cooper Clarke. La voz de Casey recita las letras de la canción como si se tratara de una performance mientras la batería marca el tiempo al estilo de un metrónomo. Mientras que Boyce or Boice hace algo similar incluyendo pequeñas escaleras melódicas que guían a la canción por aproximadamente cuatro minutos. El caso de Pontiac 87 es emblemático, Protomartyr vuelve a la estrategia de utilizar el bajo como estandarte, esa impronta del género que no se había escuchado antes vuelve para dejar en claro de qué se trata el disco.

La composición del entendimiento humano ha sido discusión desde la antigua civilización griega, sin embargo, el nombre del disco recae en la visión medieval sobre esta. El intelecto agente, para Santo Tomás de Aquino es la facultad humana que se encarga de aprehender las cosas materiales, lo que se encuentra presente en cortes como Uncle Mother’s, Dope Cloud y The Hermit.

Hablamos de la necesidad en el cambio en el género revival, por lo tanto, Clandestine Time logra una especie de free jazz ambiental con la potencia del punk y líneas de bajo potentes, elementos que se mantienen en Why Does it Shake? Para dar el paso a la canción más experimental, cargada de pasajes instrumentales y minimalismo heredado del género drone, así es Ellen y sus seis minutos y medios de duración.

The Agent Intellect culmina con Feast of Stephen, una síntesis del pensamiento cristiano en épocas antiguas. La canción cuenta sobre una festividad religiosa y la necesidad de la lapidación como una forma de conciliar el sueño, haciendo del disco una obra de historia clásica, un trabajo intelectual que tiene por premisa central otorgarle vida al pasado.

Compartir en WhatsApp