Estás viendo: Nada Surf – The Stars Are Indifferent to Astronomy (Barsuk, 2012)

192

Nada Surf – The Stars Are Indifferent to Astronomy (Barsuk, 2012)

Por Jean (Perrojo) Parraguez | 21-02-12
Nada Surf - The Stars Are Indifferent to Astronomy
Nada Surf - The Stars Are Indifferent to Astronomy
Artista : Nada Surf
Disco : The Stars Are Indifferent to Astronomy
Año : 2012
Sello : Barsuk

Con veinte años haciendo música, y una carrera que explotó en el mainstream pero que de a poco se fue diluyendo en las manos de la masividad –aunque sin perder nunca su vigencia-, Nada Surf está una vez más frente a nuestros oídos con su flamante placa “The Stars Are Indifferent to Astronomy”.

Dos años después del espaldarazo que significó “If I Had a Hi-Fi” (Mardev), este es el primer disco que aloja canciones originales desde que en el 2008 fuera editado “Lucky”, y es un sincero testimonio de todas las creencias musicales que ha acumulado y ha postulado el trío neoyorquino. Alejándose de las técnicas de producción de estudio, Nada Surf apuesta por lo mínimo en materia de instrumentos, y bajo esa apuesta es que surgen canciones como ‘Waiting for Something’ y ‘Looking Through’, que traen de vuelta la energía y el rock. Y también hay lugar para el equilibrio, pues ‘Let the Fight do the Fighting’ pone la cuota de desnudez y delicadeza.

Registrado en Brooklyn, la obra cuenta con una colaborador de lujo, como es Doug Gillard –Guided By Voices-, que funciona como un excelente socio en la guitarra para Matthew Caws, cuya voz parece no reconocer el paso del tiempo y se mantiene cristalina y limpia, como si aún estuviéramos en 1996, cuando “High/Low” debutó en los charts. Al mismo tiempo, Caws deja claro que ahora ya no es un jovencito y lo hace obsequiando sendas muestras retrospectivas en ‘When I Was Young’ y ‘Teenage Dreams’.

Quien escucha “The Stars Are Indifferent to Astronomy” no evitará declarar que es más de lo mismo. Y no se equivocará, aunque dicha característica nunca fue un defecto en Nada Surf. Su oficio los cubrió de un manto impermeable al aburrimiento y los nutrió de una envidiable capacidad para crear gemas pop que arrasarían en cualquier ranking. Es cierto, ya no sorprenden, pero nunca decepcionan.

Compartir en WhatsApp