Estás viendo: Marilyn Manson – The Pale Emperor (2015)

192

Marilyn Manson – The Pale Emperor (2015)

Por Juan José Vásquez | 20-01-15
Artista : Marilyn Manson
Disco : The Pale Emperor
Año : 2015
Sello : Hell, etc.

Brian Hugh Warner es una de las figuras del mundo de la música que cualquiera puede reconocer tanto por su música como imagen, una estética que lo hace reconocible en todo el orbe sólo por su trabajo desde 1989. El presente año llega con su nuevo larga duración titulado The Pale Emperor, luego de un hiato de 3 años desde Born Villain.

La placa comienza con Killing Strangers, un corte de una duración mucho más larga que una simple canción pop o introductoria para presentar una voz característica unida a un tempo sutil y constante de batería junto a riff sucios de guitarra que revive a Alice Cooper de 1970, mostrando las cualidades de frontman que posee Brian. Continúa con Deep Six es mucho más pop, mucho más comercial y accesible al público que recién entra en el retorcido mundo de Manson y su estética abyecta.

Siguendo la estética que hizo de sí Marilyn Manson se encuentra Third Day of a Seven Day Binge, estribillos pegajosos junto a letras que sólo él podría unir a un sonido similar a David Bowie de 1980. Mientras que The Mephistopheles of Los Angeles posee una introducción instrumental somera que da paso a una línea rítmica de batería dando una base sólida a la voz de Manson que hace de las suyas.

En el caso de Warship My Wreck la atmósfera es mucho más oscura y densa sin dejar de lado esa estética pop que le ha creado un nombre, mientras que lentamente canta estrofas sobre masoquismo; un tema recurrente para el norteamericano. Slave Only Dreams to be King comienza con un sampler denso y una voz pasada por sintetizadores para crear oscuridad comercial, donde lo grotesco se une a lo actual reviviendo sonidos de Portrait of American Family inclusive.

Describir el sonido de Manson se puede resumir en línes rítmicas de batería junto a bajo, mientras los riff crudos de guitarra le dan paso a la voz de cantautor dándole el papel principal con un sonido de lo que se denomina shock rock, aquella es la mejor descripción de The Devil Beneath My Feet. En el caso de Birds of Hell Awaiting vuelve ese lado tétrico que se vuelve atractivo de una forma especial, con un sonido similar a The Dope Show.

Para finalizar la placa se encuentran Cupid Carries a Gun no aportando nada nuevo ni sustancia y Odds of Even el corte más largo del disco con una introducción de película de terror grindhouse, mucho más pausada e introspectiva.

Nadie puede esperar de Marilyn Manson ya en 2015 que se presentara a romper más barreras o generar polémicas en base a su imagen y música; sin embargo logra recuperar algo fundamental: su sonido. Dejando en claro que los años pueden pasar, las series de televisión y el cine sin opacar su trabajo como músico.

Compartir en WhatsApp