Estás viendo: Kings of Leon – Mechanical Bull (2013)

192

Kings of Leon – Mechanical Bull (2013)

Por Juan José Vásquez | 30-09-13
Artista : Kings of Leon
Disco : Mechanical Bull
Año : 2013
Sello : RCA

Una de las bandas más renombradas de la camada de Garage Rock de comienzos del siglo XXI vuelve luego de 3 años desde su anterior LP, Come Around Sundown para llevarse el título que les pertenece desde sus comienzos hace alrededor de 15 años. Genialidad, puesta en escena extraordinaria y un directo que logra dejar atónicos a muchos, una pequeña descripción del cuarteto familiar de Nashville.

Kings of Leon volvieron con un sonido mucho más maduro a su antecesor de 2013, puliendo cada aspecto que han tocado y tratado desde su primer larga duración, Youth and Young Manhood, toda la potencia de la juventud y al experiencia de los años se ve reflejada en el último disco de los norteamericanos. Aquél sonido ecléctico de guitarras distorcionadas y potentes, unidas a la característica voz de Caleb en temas como Don’t Matter, Temple y Family Tree.

Un sonido directamente desde el sur de EEUU con tintes indie no es la descripción fehaciente del sonido de Mechanical Bull. Hay un trasfondo profundo y soleado, toca desde los inicios de Kings of Leon hasta una faceta producida y trabajada hasta el punto de lograr exactamente lo que todo oído esperaba escuchar del cuarteto. Claro ejemplo de ello, es Rock City, Beautiful War y Comeback Story. Solos propios de una estética campestre, similar al folk norteamericano sureño, un cliché que se presenta en riff de guitarras ásperas y líneas de batería marcando tempos, logran pasajes sonoros característicos incluso de películas de Clint Eastwood.

Los característicos acelerados riff de guitarras, unidos a la base rítmica de bajo y batería en conjunto a la voz quisquillosa de Caleb destacan esencialmente a lo largo de toda la placa. Un álbum redondo y completo, con cortes como Tonight bordeando un tinte de sexualidad implícito y sutileza propia de los nativos de Nashville y Coming Back Again, donde nuevamente el tiempo acelerado destaca; volviéndose así un sello característico.

Finalmente, el disco culmina con On The Chin (mientras la versión Deluxe, consta con dos cortes extra: Work on Me y Last Mile Home) en la cual, se sintetiza de manera ideal la trayectoria de la banda. Mechanical Bull es mucho más que el último LP de una de las bandas actuales más renombradas en la industria y el mundo; es la proyección de su trayectoria como agrupación y la capacidad de crear un sello de reconocimiento e individualidad a lo largo del amplio espectro de bandas similares.

Compartir en WhatsApp