Estás viendo: Cómo Asesinar a Felipes – V (2014)

192

Cómo Asesinar a Felipes – V (2014)

Por [email protected] | 25-11-14
Artista : Como Asesinar a Felipes
Disco : V
Año : 2014
Sello : Koolarrow Records

Es una apuesta arriesgada y particular la que asumió Cómo Asesinar a Felipes para su quinta entrega, titulada simplemente ‘V’: un álbum compuesto por cinco canciones y cada una con duración exacta de cinco minutos. Eso, sumado a bautizar cada canción con numeración romana, sugiere una dinámica que alguna vez realizó Jean-Michel Jarre con su obra ‘Oxygène’ a mediados de los ’70.
El sucesor de ‘Comenzará de nuevo’ es la nueva aventura de un conjunto que, con siete años de historia, ya tiene estampado su estilo en plano musical chileno. Un sonido poco tradicional, con mezcla de rap y jazz, que a largo de carrera ha adoptado otros tintes y ha sumado seguidores y elogios bajo un silencioso camino, lejos de las luces y la masividad de otros contemporáneos.

‘V’ es el primer álbum de los santiaguinos sin Marcos Meza, pianista fundador y quien, con su cercanía al jazz y música de cámara, fue fundamental en la búsqueda de ese sonido imposible, incómodo y molesto (todo en el buen sentido de la palabra) durante sus cuatro discos anteriores. Su salida, más allá de apaciguar la llama creativa, guío al resto a buscar nuevas sonoridades, ahora con Gabo Paillao en las teclas y de la mano de Billy Gould (bajista de Faith no More) en la influyente producción.

Y ese remezón interno se aprecia en ‘V’. Esa mística jazz que inundó las producciones anteriores ahora da paso a un sonido más duro, menos pulcro y más agresivo, con Paillao luciéndose en el sintetizador en temas como “I” y “III”. Sus nuevos compañeros mantienen esa calidad interpretativas, con el exquisito golpeteo en batería de Felipe Metraca, el tiempo de SebaBala y la trascendental tornamesa de DJ [email protected] con sus habituales intervenciones.

Mención aparte, y no menos importante, es la labor de Koala Contreras en la voz, llevando la bandera en esta carrera de 25 minutos que dura la producción. Acá, se notan las rimas con más fuerza y rabia que nunca, afirmando en “IV” (la mejor canción del disco) que “reina la autoridad del capital que lastima / lastima fuertemente a la comunidad más sencilla / se alimenta la bestia con cada lágrima”, una parte de la dura ofensiva del tema que también habla de las inversiones extranjeras, el abuso del Estado y el consumismo, todo complementado con un discurso del activista fundador del Movimiento Humanista, el escritor argentino Silo.

‘V’ es una prueba superada por CAF, con un disco que sólo podría flaquear en la forzada acción de hacer durar exactamente los cinco minutos en algunas canciones. Pese a ello, el álbum es una excelente muestra de madurez y fortaleza de un grupo que, en silencio, ya se ha transformado en esencial en la presente década a punta de una sola cosa: carácter.

Por: Javier Núñez

Compartir en WhatsApp