Estás viendo: Arcade Fire – Reflektor (2013)

192

Arcade Fire – Reflektor (2013)

Por Juan José Vásquez | 28-10-13
Artista : Arcade Fire
Disco : Reflektor
Año : 2013
Sello :

Una de las bandas más aclamadas del siglo XXI llega con su última producción luego del revuelo mediático llevado a cabo a través de los pequeños teasers y filtraciones que posicionan a Arcade Fire como una de las agrupaciones más ensalzadas alrededor del mundo en la actualidad. Con una corta carrera, los canadienses han logrado mantener al público bajo sus pies; con un sonido fresco y certero.

El cuarto disco de la agrupación de Montreal presenta un cambio radical de su antecesor The Suburbs (2010). Si bien, ambos se plantean como disco de carácter conceptual, la diferencia notoria en su sonido es clara incluso en la primera percepción de ambos trabajos. Reflektor es una vuelta a los sonidos dance que se encuentran en lo inconsciente colectivo, un alusión a un tiempo pasado que se mantiene imperecedero en la memoria con temas como aquél que le otorga nombre al álbum, You Already Know y Joan of Arc.

Es tangible claramente la influencia del productor James Murphy (Ex LCD Soundsystem) en las perillas, un sonido evidente sacado de la estética neoyorquina del dance underground se fusiona de manera impecable a la variada cantidad de instrumentos y texturas dentro de cada tema, claro ejemplo de ello es Porno, Afterlife y Flashbulb Eyes. No obstante, la difusa línea entre las influencias y la creación propia otorgan un sonido fresco, innovador y llamativo; haciendo de Reflektor una placa capaz de presentarse al mundo por sí misma sin necesidad del nombre de la banda detrás.

Cabe mencionar con mayor énfasis temas como Here Comes the Night, We Exist y Normal Person, cortes que lucen a la perfección la estética de la banda en su última producción. Brillan como secciones independientes y a la vez, unidas al cuerpo completo de Reflektor, el trabajo presenta capas y capas de sonido alternado de una manera excepcional donde ningún cabo queda suelto, todo permanece unido a una pista de baila y luces estroboscópicas.

Sin embargo, a todo el sonido bailable y ecléctico, se suman cortes como Awful Sound, It’s Never Over y Here Comes the Night Time II, calmos, destacado las secciones de cuerda y los órganos. Finalmente, el disco cierra con Supersymmetry, una combinación y síntesis ideal para otorgarle fin a Reflektor, el resumen de la fiesta y la permanente capacidad de reinventar un nombre logra hacer atractivo por sí mismo al disco. Un golpe de frescura y justa medida de innovación se unen a un sonido vintage para dar paso a uno de los álbumes más esperados del presente año, sin decepcionar tanto a los seguidores de la banda como a los nuevos fans.

Compartir en WhatsApp