Estás viendo: Goodbye Binominal!

192

Goodbye Binominal!

Por @jp192 | 21-05-06

‘ Desde su imposición en la constitución de 1980 en el art. 45, el sistema binominal solo ha tenido por objeto otorgar un favoritismo forzado a los partidos de centro derecha y derecha. Esto ocurre porque estos partidos claramente siempre han representado a la minoría popular. Aunque sean quienes tienen mayoría económica, no son mayoría popular ‘

Una Columna de Michel Vinet Aguirre


Las proposiciones por parte de la concertación de la derogación del Sistema Binominal, junto con el desesperado grito de partidos minoristas como el Partido Comunista (PC), son rechazadas por la Alianza por Chile. Para ellos los temas de relevancia son la ya extinguida mantención de la inmovilidad de los altos mandos del ejército, la participación en la formación en los tribunales constitucionalistas. Bajo ningún orden la modificación del sistema Binominal.

El ex-presidente Ricardo Lagos afirmó estrictamente que la no modificación de nuestro sistema electoral binominal, será la causa de la muerte de nuestra democracia. Esta afirmación es sobre la base de que este sistema no es ni proporcional ni mayoritario, lo que crea una defectuosa repartición de los escaños de representación, en ambas cámaras, de nuestros congresistas.

Entre los debates surgidos por el sistema binominal, tanto en defensa como en rechazo, surgen propuestas matemáticas de cambios totales del sistema considerando desde la ampliación de las cámaras hasta la redistribuci ón de los distritos proporcionalmente según el número de población constatada por el último CENSO.

Pero lo más importante del Binominal no es la ampliación de las cámaras ni de la redistribución de distritos, sino que la verdadera representatividad de los partidos que el pueblo cree lo representan, y más que los partidos, sus gobernantes y legisladores. Porque aún en los otros proyectos el Sistema Binominal queda como una base implícita.

Es más que bullada que dentro del Sistema Binominal con solo la gran mayoría de un candidato de la lista más el mínimo complemento del segundo integrante a razín del 50% + 1 ( más exacto el 49,9999% + 1) es mera condición para que asuma la lista y no los verdaderamente elegidos por el voto popular. Esto quiere decir que si en la Lista A tenemos a los candidatos Pepe y Carlos con 34% y 17% respectivamente; la Lista B con Juan y Toño con 32,5% y 5% respectivamente; las dos mayorías, Pepe y Juan, no serían efectivas en su totalidad más que por la suma de las lista, o sea, el perjudicado es Juan y toda la gente que lo elige a él como su representante, con una cantidad singularmente mayor a la del candidato favorecido por el Binominal.

Entonces; a parte de ser un país con las riquezas mal repartidas somos un país con una democracia mal figurada.

Nuestra democracia con el sistema electoral binominal es bastante similar a la democracia de EE.UU., y por lo demás, crea solamente dos opciones: Demócratas y Republicanos, Concertación y Alianza. El sistema binominal es excluyente, como todo lo que deriva de un sistema capitalista.

Aparte de la exclusión, este sistema crea la dependencia entre partidos, es decir, los obliga a formar coaliciones (Concertación, Alianza, Juntos Podemos Más) para tener cabida en el poder político de la nación. A sumas (malas sumas) ningún partido tendría representación sin estas coaliciones donde se impone a los simpatizantes y militantes opciones efectuadas por los más hábiles negociadores políticos que ponen apuestas teniendo la certeza cuales serán los nombres que serán motivos de festejos y cuales van como mera representatividad simbólica.

Entonces es imposible que con un sistema de este tipo exista una nación Socialista, comunista o Demócrata cristiana. No quiero nombrar a la derecha, pues el estado de capitalismo ya existe, es el estado patente. Por lo tanto es imposible que el estado de Neoliberalismo-Capitalista se extinga.

Por lo tanto, cuando mañana nos pregunten sobre Sistema Binominal debemos decir ¡NO! Basta de atropellamientos políticos. ¡No más exclusión negativa! Es la hora de decidir con voz propia, de ideas propias. De que estén en el congreso los que nos representan directamente y no los que van a formar empresas con la Dieta, Dieta que pagamos todos los chilenos, votemos o no, y peor, votemos o no por ellos.

Michel Vinet Aguirre
Egresado de Técnico en Construcción de DuocUC.
Tiene 20 años. Vive en la comuna de La
Florida, Chile.
Ingresó al Partido Socialista motivado por su compromiso y trabajo social que realiza desde los 14 años en diversos sectores de la capital.
Co-creador de «Súbete a la izquierda», movimiento de formación política; y creador de «A Contrario Sensu».
Actualmente continúa con proyectos sociales orientados principalmente a la educación.

Correo Electrónico: [email protected]
Blog: http://acontrariosensu.blogspot.com/

Compartir en WhatsApp