Estás viendo: J. Cole: 2014 Forest Hill Drive Homecoming (HBO)

192

J. Cole: 2014 Forest Hill Drive Homecoming (HBO)

Por Juan José Vásquez | 16-02-16

Todo el mundo está hablando sobre el próximo disco de Kanye West, lo último de Young Thug y Future, las nominaciones a los Grammys de Kendrick Lamar, sin embargo, J. Cole en conjunto a HBO y el director Scott Lazer lanzaron el pasado 9 de enero del presente año el documental 2014 Forest Hill Drive: Homecoming.

El rapero oriundo de Carolina del Norte lleva años haciendo música, para ser precisos desde 2007 luego del EP titulado The Come Up. No obstante, en 2014 presentó uno de los mejores discos del género, dejando la vara alta para el resto de los artistas que han buscado hacerse un nombre en la industria. El documental narra la historia de su vida a través de sus propias palabras, de la gente que lo vio crecer y recorrer un camino en la música, todo esto en su ciudad natal, Fayetteville. Por si fuera poco, cada una de las trece canciones que componen su exitosa placa se encuentran versionadas en vivo.

2

El documental no trata una perspectiva personal como tal de J. Cole y su vida, es sobre crecer en una ciudad hostil, con pocas oportunidades tanto para blancos como para negros. La segregación, las primeras experiencias sexuales, crecer junto al alcoholismo, todo aquello se encuentra en cada unas de las canciones del rapero, sin embargo, escuchar y ver a los afectados por esa realidad cobra un sentido distinto en 2014 Forest Hill Drive. Hay una pieza que no encaja del todo; el éxito de Jermaine Lamarr Cole no tiene un ego que opaca su preocupación por la comunidad, por los hommies, por toda la gente que ha pasado por experiencias similares a la suya.

El rap por definición tiene una cuota de contenido político, una sociología de la opresión; aunque aquello no está claramente presente en la música de Cole, a diferencia de otros MCs como Kendrick Lamar, lograr representar a sus fans por medio de canciones sencillas, contar historias al más puro estilo del Country norteamericano es la característica principal que presenta su sonido. No hay bases prepotentes, ego desmedido u odas a las drogas, son narraciones personales, una especie de Quijote contemporáneo que atrae la atención del resto, succiona la energía de los presentes en sus conciertos y la devuelve a través de versos coreables que se quedan en la cabeza durante semanas.

3

Drake y Jay-Z, esos fueron los invitados al concierto que dio J.Cole en su ciudad natal, la gente alboratada, no sabían cómo reaccionar o qué decir. El rapero de Carolina del Norte deja un punto clarísimo: la vida para él se trata de devolver lo que ha ganado a la comunidad que lo vio crecer, incluso si no todos han tenido las mismas oportunidades de crecer y desarrollarse, todo se trata de hacer algo al respecto con lo que se tiene, aunque sea simplemente un saludo al caminar por la calle.

¿Vale la pena verlo? Sí, así de sencilla es la respuesta. Aunque uno no escuche rap norteamericano la visión de vida del rapero es lo importante, de todas formas recomendamos encarecidamente que disfruten y escuchen 2014 Forest Hill Drive de J. Col uno de los mejores discos del género en la actualidad.

Compartir en WhatsApp