Estás viendo: Top 7: Canciones para acurrucarte y tener escalofríos.

192

Top 7: Canciones para acurrucarte y tener escalofríos.

Por Juan José Vásquez | 21-07-15 | Artista relacionado :

Una pequeña compilación con canciones que gave me the chills, no hay una mejor frase para sintetizar lo que cada una de estas composición te produce al colocar los audífonos y aislarte del mundo durante unos minutos. La música, sigue siendo una de las formas de arte mejor acabadas para transmitir emociones, la dimensión personal que logran crear es un momento íntimo entre la canción y tú.

1- Sufjan Stevens – John Wayne Gacy Jr. (2005): El cantautor norteamericano se caracteriza por ser un narrador de historias y en John Wayne Gacy Jr. Retrata de manera excepcional aquella particularidad: contar la historia de un asesino serial a través de su guitarra y voz, acompañado de una segunda voz que cantan al punto de quebrarse y no poder seguir nunca más haciendo lo mismo.

2- Radiohead – Let Down (1997): Jonny Greenwood hizo un trabajo excepcional cuando se trata de instrumentalizar el vacío que produce la acumulación de sentimientos en el mundo moderno, mientras que Thom Yorke intenta estructura de la mejor forma posible la soledad dentro del concreto y los edificios, saturada a más no poder con la técnica de muro de sonido, los británicos superaron sus propios límites.

3- Velvet Underground – The Gift (1968): Una de las agrupaciones más adelantas a su tiempo (tal vez a toda la música) hizo un tema de ocho minutos de duración, en que el oído derecho escucha una pieza instrumental roída entre líneas de bajo y guitarras sacadas del más puro noise-rock, mientras la izquierda goza la narración de la historia de Waldo Jeffers; un hombre paranoico, egoísta y posesivo que tiene una relación a distancia con Marsha Bronson.

4- Death Cab for Cutie – What Sarah Said (2005): La combinación Walla-Gibbard compuso grandes canciones, sin embargo, existe una categoría más alta y la inaguró What Sarah Said. El corte del disco Plans, goza de todo lo que se podría esperar de ellos, una línea de piano melódica, la dulce voz de Ben cantando el motivo de la vida en pareja desde su lecho de muerte con olor a té de arándanos.

5- Cat Power – The Greatest (2006): Charlyn Marshall es una de las más grandes compositoras que la música post 2000 verá. The Greatest habla en primera persona sobre la derrota más grande que vivió y aun así, se levanta día y puede cantar sobre la misma. La decepción es una parte fundamental, seguida de una voz muy tenue voz que en cualquier instante se corta en seco, acompañada de una sección de cuerdas y abandonar cualquier meta que la pudiese tapar por las noches.

6-David Bowie – Space Oddity (1969): El británico se mayorment conocido por su excentricidad al momento de pararse en el escenario junto a su seudónimos. No obstante, en el apogeo de la carrera espacial Bowie logró retratar de manera excepcional el miedo a la inmensidad del universo, creando una imagen desesperanzadora junto a su guitarra acústica.

7- The Antlers – Epilogue (2009): Peter Silberman en una entrevista contó que escribió la canción en su cabeza y al componerla lo hizo completamente de memoria, como si se hubiese quedado ahí para siempre marcada en él. La pérdida de la pareja nunca es tan sencilla como escuchar Epilogue, duele hasta el punto en que todo se vuelve afrontable a medida que los acordes en guitarra acústica acompañan la voz del norteamericano desembocando en un sonido que combina una muerte espectral con candidez infantil.

Compartir en WhatsApp