Estás viendo: Rudi Meibergen (Weiza) : “Chile tiene una identidad musical única y creo que debe cuidarla y potenciarla, no tratar de cambiarla.”

192

Rudi Meibergen (Weiza) : “Chile tiene una identidad musical única y creo que debe cuidarla y potenciarla, no tratar de cambiarla.”

Por cokeuno | 07-10-15 | Fotos Estudio por Val Sepúlveda.
Rudi_Conduciendo Orquesta

Rudi Meibergen es un músico chileno (miembro fundador de la banda Weiza) que emigró a EE.UU. en 2012. Desde entonces ha desarrollado una carrera en el extranjero con varios hitos destacables: Estudió Música para Cine y Televisión en UCLA, al titularse entró a trabajar en el equipo del compositor Nathan Barr y fue parte de la producción de la música de la última temporada de True Blood (HBO), la tercera temporada de The Americans (FX) y la segunda de Hemlock Grove (Netflix). Paralelamente ha trabajado como Productor/Orquestador para el compositor costarricense Daniel Rojas (Ganador del premio Oscar) con quien orquestó 4 piezas para la Sinfónica Nacional de China. También fue el compositor del cortometraje NIKO del director turco Ilgar Ozturk, premiado en el festival de cine independiente de Los Ángeles como “Mejor Cortometraje Internacional”.

Estudió con posterioridad Music Business & Music Production (también en UCLA), donde uno de sus profesores fue el reconocido productor musical Darryl Swann (triple platino y ganador del Grammy), con quien estableció un lazo que lo ha llevado a ser el productor del debut de Rudi como solista, que incluye la participación de Fer Fuentes (ex Mamma Soul) en baterías, disco que verá la luz en 2016.

A fines de este año Weiza revive en el marco del festival Conecta (19 y 20 de diciembre, Espacio Broadway), en cuyo cartel destacan Snot y 36 Crazyfists. En el marco de este regreso y su ajetreada agenda Rudi nos ha concedido una entrevista en que nos cuenta sobre su presente y futuro musical:

192: ¿Cuáles son las principales diferencias entre la realidad musical chilena y la estadounidense?
Rudi: Son culturas bastante distintas, pero creo que eso es bueno, las diferencias nos ayudan a definir nuestra identidad y debemos estar orgullosos de ello y no pretender cambiarlo.
Con respecto a la industria, EE.UU. es un monstruo enorme con cientos de miles de personas que viven de la música, con la mejor infraestructura del planeta y con años de oficio. No se puede comparar, en términos musicales creo que cada uno es muy bueno en lo que hace, es solo que Estados Unidos tiene más recursos. Si tuviera que hablar de talento me parece que el porcentaje también es el mismo, sin embargo, hay muchas cosas que a Chile le haría muy bien aprender sobre la realidad musical en Estados Unidos, por ejemplo:
Primero: La música no es un pasatiempo, es una profesión. Se estudia, se ejerce y ¡se vive de ella! Eres igual de respetado socialmente si dices que eres músico o doctor.

Segundo: No existe el chaqueteo. Nadie trata que al de al lado le vaya mal para poder relucir. Si le va bien a alguien y tú estuviste ahí para él o ella, te va devolver la mano en el futuro. Las bandas se ayudan, se apoyan y crecen juntas. En el peor de los casos, si no les gusta tu música se van quedar callados respetuosamente, pero no existe la necesidad de andar diciendo que todos los otros artistas son malos para poder resaltar.

Tercero: El ego a un lado. Ésta me parece que es una de las razones claves por las cuales EE.UU. ha llegado a ser lo que es musicalmente, se entiende el concepto de trabajo en equipo, el principal foco de atención es el resultado final, ¡la obra! No el ego personal. Si alguien es mejor que tú escribiendo letras, haciendo arreglos o produciendo, entonces ¿Por qué no colaborar y aprender de él o ella?

Cuarto: Las críticas son bienvenidas. La única forma de mejorar una obra y llevarla al siguiente nivel es siendo capaz de oír criticas. En EE.UU. los artistas se exponen constantemente a que expertos y colegas les critiquen sus trabajos, es por esto que los pulen y mejoran hasta llegar a resultados extraordinarios. Éste punto es muy delicado y personal, hay que saber muy bien a quién pedirle la opinión, debe ser gente en la que confiemos y que tenga ánimo de aportar, no de destruir; de lo contrario, los resultados pueden ser negativos.

Quinto: ¿Amor al arte? Si no tuvieras amor al arte no dedicarías toda tu vida a él, ¡eso no quiere decir que tu trabajo no valga nada! Ten amor por ti mismo también. En EEUU nadie da por hecho que porque haces lo que te gusta vas a hacerlo gratis, por el contrario, saben que por eso mismo probablemente vas a hacerlo muy bien y están dispuestos a pagar más si es necesario. Hay quienes van a argumentar que es un error ver la música como un negocio, pues tienen razón, no es un negocio, es un arte, pero si hablan de “amor al arte”, más vale que empiecen a mantener a sus artistas contentos.

Sexto: Si no eres profesional, pierdes tu trabajo. En EE.UU. debes ser responsable, puntual, organizado y entregar un trabajo impecable si quieres que te vuelvan a llamar, de otro modo hay muchos esperando en la fila que probablemente son iguales o mejores que tú. No existe el pretexto de que porque somos músicos podemos ser más relajados o bohemios, trabajo es trabajo.

Séptimo: O ganan todos, o no gana nadie. He aprendido que la única fórmula que funciona en EE.UU. es que todos deben ganar, salvo cuando hay un evento sin fines de lucro o de beneficencia, en que todos están ahí por una causa común. Pero no entiendo por qué en Chile hay gente que insiste en acercarse a los músicos a ofrecerles con un largo y adornado discurso lo siguiente: “Hola, quiero hacer un evento para lucrar pero lamentablemente no tengo fondos para financiarlo porque, bla, bla… quería pedirte si puedes tocar gratis o por una suma indigna para yo poder ganar dinero con la gente que tú llevas y entretienes. A cambio tú puedes tocar y tienes exposición.” ¿Qué clase de trato es éste? ¿Podrían ofrecer un porcentaje de las ganancias al menos o no? Afortunadamente he logrado notar que las nuevas generaciones están haciendo las cosas bien y que hay algunos productores de eventos muy profesionales en Chile, pero esto lamentablemente sigue pasando todo el tiempo. ¿Por qué hay músicos que siguen aceptando esto? Creo que vale la pena reflexionar al respecto, el día que todos los músicos dejen de aceptar estos tratos, va a ser el día que dejarán de ofrecerlos.

Rudi_Estudio

192: ¿Qué aspectos de nuestro medio crees que debemos mejorar? ¿Tienes proposiciones al respecto?
Rudi: Quiero primero enfatizar en que si bien siempre hay cosas por mejorar, Chile tiene una identidad musical única y creo que debe cuidarla y potenciarla, no tratar de cambiarla. Se trata de tomar las cosas buenas de las otras culturas para mejorar la nuestra, no de cambiar nuestra esencia o quienes somos. Tendría que dividir la respuesta en tres, lo que pienso que los músicos podrían mejorar, lo que el público podría mejorar y lo que la industria podría mejorar:

A los músicos: Creo que algo que falta en Chile es más colaboración y apoyo. Menos competencia y más colaboración sería algo que definitivamente ayudaría mucho al circuito. Por otra parte, si consideran que la música es su trabajo, que cobren y que cobren bien.

Al público: Claramente hay un porcentaje de público increíble en Chile, lo han demostrado haciéndose un nombre internacionalmente. Además, he tenido la suerte de vivir en carne propia la respuesta de los fans de Weiza y fue su insistencia la que nos motivó a volver a tocar, así que no puedo más que darle créditos al público chileno en ese aspecto, es un público muy leal y eso no se encuentra en cualquier parte del mundo. Sin embargo, a gran parte de la audiencia le haría bien dejar de juzgar tanto y ocupar más energías en apreciar y valorar la música tal como viene. ¿Qué es el famoso monstruo del festival de Viña? Es una masa de gente juzgando, apuntando con el dedo, lista para destruir a cualquiera que cometa un error en el escenario, eso es el monstruo. ¿Y por qué es eso una especie de orgullo nacional? Ni idea. El punto es que para que el arte nacional surja ¡hay que apoyarlo! Obviamente no todo va ser de su gusto, obviamente no todo va a ser excelente, pero la única forma de que mejore es con apoyo, mal que mal algo de mérito tiene el puro hecho de pararse en un escenario, ¿No les parece? Una sociedad con arte es una sociedad sana, no mutilemos las aspiraciones de nuestros futuros artistas llenándolos de inseguridades e intimidándolos para transformarnos en una sociedad enferma. Por otro lado, olvídense de ese cuento del músico que se vendió al sistema, si es músico ya no se vendió al sistema, probablemente la tiene mucho más difícil que usted.

A la industria: Su fin es hacer negocios y ganar dinero. Si van a necesitar música para sus negocios y con eso van a ganar dinero, lo lógico es que paguen por ella. No den por hecho que es gratis sólo porque un tsunami de piratería azotó la industria. Hay muchísimo trabajo e inversión detrás de una gran obra musical, si dejan de pagar por ellas no va a ser posible seguir haciéndolas y el nivel va a bajar y bajar.

Rudi_Grabando Estudio

192: Sabemos que volverás a Chile a tocar con Weiza para el festival conecta, ¿qué expectativas tienes para ese show?
Rudi: ¡Muchísimas expectativas! Como te comentaba, el público de Weiza lleva años insistiendo para poder vernos tocar aunque que sea una vez más y lo lograron. Estamos muy contentos, entusiasmados y esperamos el reencuentro con nuestro público con ansias. Además estamos muy felices de poder compartir escenario con bandas como Snot y 36 Crazyfists.

192: ¿Cuáles son tus proyectos actuales en el mundo de la música?
Rudi: Bueno, hace unos meses terminamos la temporada numero tres de la serie “The Americans” con excelentes resultados y espero poder seguir trabajando con Nathan Barr en el 2016 nuevamente. También acabo de finalizar algunas orquestaciones para la “Sinfónica Nacional de China” junto al compositor Costarricense Daniel Rojas con el cual pretendemos seguir trabajando en varios proyectos el 2016. Por otra parte, el productor norteamericano Darryl Swann me invitó a trabajar con él en un disco de Rock durante todo el próximo año, yo voy a componer e interpretar las canciones y él las va a producir. Ya grabamos algunos temas en el Clear Lake Studios donde grabó el disco “Tragic Kingdom” de la banda “No Doubt” y la verdad es que la experiencia de trabajar con Darryl en un lugar como ese ha sido algo de otro mundo. Pretendemos lanzar el disco el 2016 y obviamente los mantendré al tanto de todas las novedades.

192: Muchas gracias por tu tiempo y disposición Rudi, nos vemos en el festival Conecta.
Rudi: Gracias a ustedes, un abrazo a todos los que pasan por 192 y gracias por apoyar de manera constante a nuestra música.

Rudi_Premiación
Compartir en WhatsApp