Estás viendo: Rick and Morty: Reinventando los dibujos animados

192

Rick and Morty: Reinventando los dibujos animados

Por Juan José Vásquez | 28-02-17

En Estados Unidos hay una tradición ligada principalmente a The Simpson sobre los dibujos animados enfocados para adultos. Una línea que le sigue South Park, Family Guy y algunos nuevos, como Bojack Horseman y Archer, sin embargo, Rick and Morty lograron algo que las series anteriores no: dejar a un lado la irreverencia para dar paso a un humor construido en base a la narración.

1

MTV en la época de los 90’s ya había intentando dar con un humor diferente a través de Daria y Beavis and Butthead, el gran problema es cómo dar con una serie animada para un público adulto sin caer en las características que hicieron a The Simpsons la base para hablar sobre el tema. La irreverencia cargada de sarcasmo sobre la cultura popular siempre ha sido la base para esta clase de humor, utilizar referencias históricas o incluso, en algunos casos, agregar a personajes como Paul McCartney o Donald Trump.

En el caso de Rick and Morty, gran parte del humor, es la capacidad de realizar dos tramas paralelas que convergen en el remate. El mejor ejemplo es el segundo episodio de la primera temporada, si bien se trata de una parodia a Inception de Christopher Nolan, logran unir la idea de ciencia ficción que lleva la serie logrando un ingenioso final.

2

Pero la serie de Adult Swim va más allá, además de tomar como referencia películas de ciencia ficción y clase B de los ochentas y noventas; logra unir todo en base al terror de H.P Lovecraft, generando así una idea de que las aventuras de los protagonistas en sí solo son una búsqueda por evitar la diminuta idea de lo que significa la vida humana.

¿La existencia realmente es algo que vale la pena mantener a lo largo de la raza humana?  Aquél vacío existencialista se ve contrastado por Jerry, el padre de Morty, que se ve al margen de las aventuras de su suegro debido a su propia estupidez. Mientras que Beth, su esposa es la desidia encarnada por la desesperanza del vacío de no haber completado sus sueños. Cada personaje en la serie le entrega un grado de profundidad que se va desarrollando al interior de la trama de cada episodio. Sus diálogos y líneas están diseñadas para entregar aquello sin necesidad de ser explícitos, entregando sus motivaciones a través de las acciones que realizan más de lo que dicen.

3

Quizás los mayores problemas para alguien que no ha visto la serie se pueden reducir a dos grandes barreras. La primera trata sobre el idioma, me atrevo a decir que el 100% de las bromas dentro de los episodios están en inglés, si bien el doblaje en español hace un trabajo aceptable con las voces, los diálogos de Rick se pierden por completo. El segundo, y más importante, recae en el ridículo. La cantidad de situaciones y tramas que emplea cada episodio dan por resultado una de las series más interesante en cuanto se trata de lo absurdo, más que Community.

He pasado años de mi vida repudiando el humor de las animaciones norteamericanas, sin embargo, con Rick and Morty aprendí a apreciar un nicho que no había continuado explorando debido a la propia explotación que se ha dado en el género. Una serie totalmente recomendada para pasar el tiempo, y esperar con ansias la liberación de Rick Sánchez.

4
Compartir en WhatsApp