Estás viendo: ¿Por qué amo Super Smash Bros?

192

¿Por qué amo Super Smash Bros?

Por Juan José Vásquez | 24-06-15
smash_bros_wii_u_link_ness_villager

Justo a finales del 2003, mis estimados padres me regalaron una Nintendo 64 con un par de juegos, entre ellos, Super Smash Bros. La primera entrega de la saga nos consumió durante años, a mi hermano y a mi, no podíamos dejar de jugar con Link y Kirby, ni siquiera cuando podíamos haber estado jugando Mortal Kombat se nos pasaba por la cabeza dejar de lado el juego de Sakurai.

SSB

Con el pasar de los años, nos alejamos del juego por razones desconocidas, hasta que volvimos a retomarlo hace un tiempo atrás. Mirando en retrospectiva, incluso con el conocimiento actual que cualquier jugador casual desconoce de Super Smash Bros, la emoción de un juego de pelea con los mejores personajes de Nintendo, con aquellos con los que crecimos no se disminuyó al saber cómo hacer wavedashing o L-cancelling, nada de eso nos importó al comenzar a jugar Super Smas Bros Wii U (también conocido como 4).

El extenso roster de personajes del juego lo hacen tan variado y entretenido de jugar, solamente por la nostalgia de volver a ver a Donkey Kong o Yoshi. Sin embargo, evocar el pasado no es el único punto fuerte de la saga: El estilo de combate tan particular con porcentajes que aumentan a medida que se le hace daños a los personajes, los escenarios con sus plataforma y movilidad, la física del propio juego y las características que hacen único a cada una de las figuras de Super Smash Bros hace que cualquier al momento de caer, intente nuevamente volver al mapa una y otra vez.

Personajes_SSBB_Brawl

 

Es posible pasar horas y horas jugando, tanto solo o contra amigos en la misma consola, incluso el juego te da opciones para no aburrirte en ningún momento con más modos de juegos. El hecho de no conocer las técnicas avanzadas, que el C-Stick del joystick se quede pegado o simplemente no volver a la plataforma al momento exacto porque gastaste el recovery lo hace divertido, la frustración no está cargada con resentimiento, va compuesta por una emoción cándida y competitiva, el juego te quiere volver mejor jugador a su propia forma.

El roster de personajes en todas las ediciones del juego varía de una manera muy sutil, agregando algunos y sacando a otros pocos. Samus, Marth, Falco, Ness, Sheik son los nombres de personajes icónicos en las sagas de Nintendo y todos se encuentran en Super Smash Bros, ¿cómo no amar un juego que recopila la nostalgia de la infancia de muchos en una sola entrega y que además, nos permite ganarles a nuestros amigos con el personaje que siempre quisimos ver en un juego?

smash_bros_wii_u_link_ness_villager

Las grandes diferencias con otras franquicias de pelea son notorias, el peso y velocidad de caída de los personajes, los escenarios abiertos y con plataformas, la capacidad de agarrar y lanzar otros personajes y el uso de objetos dentro del juego lo hacen uno de los más dinámicos dentro del género. Con tan solamente cuatro entregas, Super Smash Bros 64, Melee, Brawl y Smash 4, cada una de los títulos posee sus encantos y características particulares, ninguno es mejor que otro, simplemente son apreciaciones personales.

He pasado al menos quince años de mi vida jugando con todo lo que he podido, desde las primitivas consolas de 16 bits hasta mi actual PC que corre todo lo imaginable. Sin embargo, no existe otra franquicia de juegos que me llame más a sentarme durante un par de horas a gritar de emoción y mover los dedos más que Super Smash Bros. Desde polola, amigos hasta desconocidos vía internet, las horas de entretención y de cercanía que crea el título de Sakurai son inigualables, quizás existan juegos mucho más competitivos o más técnicos mecánicamente pero aquello no le resta mérito a lo que en mí produce hacer un chain grab con Link, porque van a pasar años y el juego nunca, nunca me va a soltar.

Compartir en WhatsApp