Estás viendo: La vida no es instantánea

192

La vida no es instantánea

Por [email protected] | 02-10-15 | Texto : Francisco Guerrero
Instant-noodle-isle-2007

Si entendemos la vida como una etapa, asumiremos que ésta tiene un proceso el cual, en este caso, va desde el nacimiento hasta la muerte, bastante obvio ¿no? Por lo mismo nunca se nos ha pasado por la cabeza acortar todo lo que pasa antes de entrar al cajón, muy por el contrario, esperamos disfrutar cada día, hora, minuto y segundo y a los que no lo decidieron así los respetamos por igual.

Todos nos hemos dado cuenta, en algún momento, que cuando nos esforzamos hasta el cansancio por algo y llegamos a un resultado que nos deja orgullosos de nosotros mismos, es cuando más disfrutamos haber dedicado todo ese tiempo y ánimo, esto a todo nivel de cosas; desde cuando nos preparamos un pancito en la mañana y ante la primera mordida nos damos cuenta que nos quedó del corte, que hasta el mismísimo Bourdain se arrodillaría ante nuestro jamón queso calentado al horno, hasta un informe de mierda en la oficina que nos ha quitado el sueño por semanas y que al momento de recibirlo de vuelta, viene hasta con unas palmaditas del jefe en la espalda deseándote un buen fin de semana.

Ahora bien, ¿a donde diantres vamos con todo esto? Simple y corta: a que las mejores cosas y los mejores momentos en nuestras vidas no son instantáneos! si ya sé que lo que les estoy diciendo no es ninguna novedad y que no he descubierto la cura contra el cáncer o el reggaetón, pero a pesar de que es así de obvio pucha que nos cuesta asumirlo y ponerlo en práctica.

Hagamos un ejercicio corto: ¿cuántas cosas instantáneas estamos acostumbrados a consumir durante el día? Partamos al tiro por nuestro buen compañero matutino el Sr. Café, ¿cuantas personas de las que conocen, o ustedes mismos en el peor de los casos, le hace al Nescafé?, ese intento de café que resulta tan rápido meter en una taza, agua caliente y voilà! Café instantáneo! Pero ¿qué tan bueno es? Y en realidad ¿qué tanta diferencia de precio tiene con un café molido aunque sea de los más baratos? Yo creo que no mucha y que en serio, cualquiera que compren es considerablemente mejor que esa copia mala llamada ‘café’ instantáneo. Me podrán decir que ‘la cafetera es cara’ cof cof mentira cof cof, que ‘no sé prepararlo’, que ‘no sé dónde lo venden’, en fin, mil razones que diariamente nos justifican a nosotros mismos, pero en realidad ¿qué escondemos? La típica y mejor respuesta para todos estos casos: ‘No tengo tiempo!’ no tenemos tiempo para disfrutar el proceso de hacer cosas que en realidad son buenas, que de verdad valen la pena y por lo mismo nos conformamos con el primo feo, con la versión instantánea de algo que, en la mayoría de los casos, terminamos arruinando, pero filo! Es más rápido así.

En serio, si lo analizamos bien, así como este ejemplo del café tenemos decenas de momentos instantáneos en nuestro día, en donde tratamos de ahorrar tiempo para quizás quien sabe qué otra cosa más importante! Está el jugo en polvo, el té en bolsas, el queso laminado, la sopa, el puré, el nunca mal ponderado maruchán, la maquinita para sacar abdominales sin moverse de la cama, sofritos, hasta pisco sour en polvo (pisco sour po weón!). Y ¿cuántas de estas cosas en realidad son mejores o siquiera a la altura de la reales?.

No busco con esto que empecemos a sembrar nuestro arroz y a cosechar nuestros cafetales, sólo quiero invitarlos a que no hagamos de nuestra vida una ‘vida instantánea’, disfrutemos los procesos de hacer las cosas! En serio creo que todo se disfruta más así y siempre, pero siempre, las cosas reales saben mucho mucho mejor! ¿Han probado hacer un jugo de frutas natural aunque sea una vez a la semana? O ¿han intentado alguna vez hacer su propio pan? Créanme que aunque no lo conviertan en una rutina diaria, le empezaran a tomar el gusto a hacer sus propias cosas, ya que darse el tiempo de conocer como se hace algo y disfrutar el hacerlo es un placer no muy difícil de adquirir. O ¿acaso les gusta durar medio minuto antes de irse cortina? Amén.

Por cierto, les dejo la discusión abierta por si quieren comentar algún producto instantáneo que en realidad no aporta ningún bien a esta sociedad, que bien cagada que está ya.

Texto por : Francisco Guerrero

Compartir en WhatsApp