Estás viendo: Gorillaz: Una idea de música

192

Gorillaz: Una idea de música

Por Juan José Vásquez | 24-06-16
gorillaz_front__1

Una banda virtual se entiende desde la noción de carecer de músicos humanos (en escena), en este caso, son dibujos animados. Principalmente, los dos exponentes más grandes de esta especie de género fueron Alvin y las Ardillas, junto a The Archis. Sin embargo, en 2001 todo cambió el disco homónimo de Gorillaz.

Detrás de la banda que revolucionó la idea de música a comienzos del siglo XXI se encuentran, Damon Albarn (vocalista de Blur) y Jamie Hewlett (dibujante de cómics); de su unión dio resultado una oposición a la cultura MTV de aquella época, en que los artistas no tenían sustancia, culto a la personalidad era la base de la cantidad de discos que se vendían.

Gorillaz se compone de 2-D, Noodle, Murdoc y Russel teniendo personalidad diferenciables, sin seguir arquetipos determinados más allá de una influencia asiática en cuanto estética en los dos primeros casos. No son avatares de los músicos humanos, son entidades que cobran vida por medio de la música.

gorillaz_front__1

En Gorillaz, Rise of the Ogre, podemos extraer una cita que define a la totalidad de la agrupación: ‘’Accusing us of being a gimmick is a bit like accusing Jesus Christ of having ‘ a bit of a messiah complex’. True, maybe, but when faced with the undeniable genius of what we put out, does that really still matter?’’. No, realmente no importa; es ahí donde reside la importancia. Las anteriores bandas virtuales fueron para promocionar programas de televisión, o incluso, hacer comedia; mientras que Gorillaz es un laboratorio para la experimentación sonora que produce hits radiales, canciones innolvidables.

Cada disco de Gorillaz, desde su homónimo (2001) hasta The Fall (2011) varían de género. La premisa principal de cada placa es mantener un momentum por medio de quebrar la barrera de género musical; desechar la idea que la música puede ser clasificada, etiquetada y mantenida en pequeños frascos para un tipo de público determinado. Albarn, definió el sonido de la banda como ‘dark pop’, incluso con el término de ‘zombie hip-hop’; en una forma de crítica al panorama actual, porque todas esas nociones mueren lentamente al oír los discos.

gorillaz_wallpaper_by_dajmos

En el caso de On Melancholy Hill, hay una clara influencia de David Bowie, por el dream pop de M83, utilizando variadas capas de sonido. Mientras que 19-2000 juega con el uso de las voces, melódicas y beat boxes a lo largo de la canción, dándole paso a estribillos atractivos y pegajosos. Por si fuera poco, Clint Eastwood posee una estructura pop con un lento ralentizado hasta el momento que Del Tha Funkee Homosapien comienza a rapear como una representación de ultra tumba esquizofrénica sobre el futuro de la humanidad.

Gorillaz se encarga de crear una narrativa nueva, independizarse del concepto música actual y llevarlo a un plano donde los personajes poseen un mundo propio que interactúa con el nuestro. La música puede vivir por sí misma, al igual que 2-D, Noodle, Murdock y Rusell, pero la unión de todos los elementos da por resultado una expresión completamente nueva; algo que todavía no podemos entender del todo.

Gorillaz

Este no es el caso de Daft Punk con Discovery (2001) y la consecuente versión animada, Interstella 555. El relato de la película se sincroniza con la música, la narración es autocontenida por cada una de las canciones; es decir, el producto final de la animación es el producto del disco anteriormente lanzado. Gorillaz es una experiencia nueva.

Quizás, el nuevo disco de la banda que será lanzado el próximo año contenga las últimas pistas para entregarle un significado al producto de cuatro dibujos y un par de músicos detrás. Se trata de entender el arte de una perspectiva postmoderna; una interacción con todos los elementos posibles, una mirada cooperativa al mundo de la música.

Compartir en WhatsApp