Estás viendo: Filmage: The Story of Descendents/All

192

Filmage: The Story of Descendents/All

Por Juan José Vásquez | 01-07-16

La premisa inicial es que nunca le presté suficiente atención a Descendents. No me malentiendan, pasé años escuchando a bandas como Black Flag, Minor Threat, Circle Jerks, Dead Kennedys, Misfits y más pero a los de Hermosa Beach no les pude tomar el gusto necesario para que fueran de esos grupos que aparecen en conversaciones o necesito escuchar de vez en cuando para acordarme de cuando patinaba. Tampoco son de esos que uno comienza a escuchar porque un amigo te dice que son buenos o un primo mayor te pasa un cd con muchas canciones y ahí están, no; son de las bandas que uno descubre con el tiempo y nos produce lo mismo que a todos lo que lo hicieron antes que nosotros: una emoción inexplicable.

3

Todo lo anterior cambió cuando Mark Hoppus menciona en el documental que los Descendents son como los Beach Boys del Punk Rock, ahí mi mente de quinceañero hizo click y ahora puedo entender su importancia. Con el paso de los años he adquirido un gusto por la historia de la música popular, independiente del género y décadas en particular, por lo tanto, cuando una de las voces que forjó en parte mi identidad musical a temprana edad hace esa referencia a la música que escuchaban mis papás, era imposible que la historia de los Descendents contada por ellos mismo no me hiciera volver a escucharlos detenidamente.

El documental no solamente hace una genealogía por los discos de la banda a través del uso de grabaciones de la época en que se encontraban grabando o haciendo sus conciertos en lugares pequeños llenos de gente sudada saltando al ritmo de su música, se trata de la evolución del punk rock y cómo los Descendents formaron a más de una generación de artistas al tomar un sonido mucho más pop y melódico. Hay un sentido del humor y ver la vida bastante particular de la banda, lo que se ve reflejado en el uso de dibujos animados que cuentan ciertas partes de la historia, agregándole un dinamismo simpático al documental.

2

En gran medida, se trata de la historia de Bill y Milo, sobre la evolución de sus vidas dentro del mundo de la música, la falta éxito en el ámbito comercial tanto de Descendents y All. Son dos personalidades que en conjunto lograron llevar a cabo discos que pasaron a la historia junto con sus nombres, influyendo a un sinfín de músicos posteriores a ellos. La capacidad de escribir canciones que trascienden a la edad, estatus socio-económico y otros factores son la grandes contribuciones que se le pueden dar a la banda. Stevenson hacía himnos coreables por generaciones y generaciones, mientras que Aukerman rompió con un estereotipo creado por la misma música, dándole la posibilidad a Rivers Cuomo de surgir dentro de su propia imagen fuera del rock.

1

El documental es una travesía por la discografía de ambas bandas y en la medida que se va descubriendo su sonido, se refleja en cuánto es el verdadero peso de la influencia de sus composiciones en grupos posteriores. Hay de todo un poco, historia de la música y personal, evolución y quiebres en las bandas, recesos forzados, hijos y formar familias, operaciones, nuevas caras; es la vida de Descendents contada por ellos mismos para todos los que no hemos entrado de lleno en su música. La historia de Descendents te abre los oídos de una forma excepcional, presentándote a una banda con un nombre que es más grande que la suma de dos de sus elementos principales, es una institución que uno debe descubrir para comenzar a escuchar sus discos y enamorarse aun más de la música en general.

En resumen: Si se saben toda la historia de la banda, véanlo igual. Si no conocen la historia de los Descendents, véanlo junto a alguien y compartan tanta emoción.

Compartir en WhatsApp