Estás viendo: Comentarios sobre el CyberMonday

192

Locos por las compras

Comentarios sobre el CyberMonday

Por Andrés Peña | 05-06-16

Siempre que este día (el CyberMonday) se avecina en nuestro país, la gente tiende a ponerse un tanto loca. No me cabe duda, por lo demás, que una de las grandes razones de que esto suceda es por el materialismo determinante que existe entre los chilenos. Obvio, respondemos a una lógica de mercado que es muy parecida en muchos otros países, pero al ser chileno, sólo puedo opinar sobre nuestro proceso.

El hecho de que tanta gente sature los sitios a las 00:00 me perturba. Esto me dice que la desesperación que existe por comprar lo que sea (televisores, refrigeradores, cámaras, tickets de vuelo), a un precio un poquito más bajo, es algo masivo. Y me pregunto ¿Es necesario participar de esta locura colectiva? No lo sé, pero luego me perturbo más todavía cuando las redes sociales se inundan de quejas del tipo “Las tiendas mienten” o “Las ofertas no son tal”.

Bueno, si no te gusta la oferta filo, por qué darle tanto color. Nadie te está obligando a comprar.

No quiero decir que estoy en contra de la fiscalización de este proceso, todo lo contrario. Creo que a nadie le cabe duda lo pillos que pueden ser los dueños de las grandes tiendas, y que las ofertas decepecionen, no me sorprende para nada. Por lo mismo, la proyección de las personas por comprar al fin esa tele que tanto quiere por 50 lucas menos, me parece digno de un análisis más profundo.

Sin embargo, no estoy en contra de este día en particular. ¿Por qué estarlo? Muchas ofertas serán malas, sí, pero uno sin querer, puede encontrar una pequeña ganga. El hecho de no tener expectativas en días como éste, para mí, debería ser lo más sensato, ya que si por suerte o por azar, encontramos algo que nos parece digno de comprar, nos alegrará por un rato.

En mi caso, esta semana compré por primera vez en el CyberMonday. Justo mis audífonos charcha, marca Panasonic comprados en Meiggs, ya estaban listos para pasar a mejor vida, ya que el auricular izquierdo sonaba cuando quería. Antes de ir a la Universidad, se me ocurrió buscar audífonos. En una de esas encontraba algo que me gustara, o que valía la pena. Si no hubiese sido así, nunca en la cabeza se me habría ocurrido hacer escándalo por Facebook, pero hay gente que se desayuna con eso.

Después de 15 minutos de búsqueda -tampoco tenía ganas de esforzarme demasiado-, encontré unos audífonos marca Polk, $70.000 más baratos sobre el precio normal, o al menos eso decía en el sitio donde los compré. Me llamaron la atención, así que busqué en la tienda de Estados Unidos para comparar los precios, y efectivamente, la oferta era real. Y para mí sorpresa, de verdad los encontré lo sufucientemente buenos para aventurarme y comprarlos (luego de ver varios reviews en YouTube y leer otros más).

Justo tenía dinero guardado, así que pude comprarlos. Si no hubiese tenido, pucha, mala suerte. Cuento mi historia para dejar en claro que más que el día en sí, me molesta como la gente se lo toma. Por un lado están los que se quejan y se quejan y se quejan, y por el otro personas que desean comprar todo lo que pillen. Y a la conclusión a la que llego, es que estamos extremadamente alienados. Cegados por este sentimiento materialista.

A mí me da un poco de vergüenza. También critico a los dueños de las tiendas que mienten en los precios, o que buscan cualquier forma para cagarse a la gente. Ellos igual forman parte de este sentimiento. Pero bueno, relajémonos un rato, no nos volvamos locos por estas cosas, y pensemos en cosas un poquito más trascendentales.

 

Compartir en WhatsApp