Estás viendo: Muerte a la dichosa web 2.0

192

Muerte a la dichosa web 2.0

Sin categoría

Por francisco | 24-05-07
(reflect)Muerte a la 2.0BETA.png

Sería perder el tiempo explicarle mis rollos personales en cuanto a mi relación con internet, pero en resumen les cuento. Amo internet más que a mi mismo, pero estuve 4 años de mi vida total y absolutamente desconectado. Con suerte me metía una vez a la semana desde ciber cafés, a leer blogs, fotologgear (si, lo dije, y no me importa pues no pertenezco a la generación hOlahh, ad F/F, lííndá piC, AdiiiOz), leer acerca de cosas geeks y todas esas estupideces. Olvídense que leía feeds y esas cosas…eso, era de cierto modo un mundo nuevo para mi.

Por fin en Febrero del año pasado, tuve una conexión permanente a Internet. Unos vertiginosos 2MB de conexión, todititos para ser devorados por mi sediento computador. Recuerdo perfectamente aquél día… fue un 13 de Febrero, a partir de ese día, nada… nada sería lo mismo.

Claro, nada sería lo mismo. Ahora podría guardar en mis offline bookmarks, aquellos trozos de internet almacenados en mi del.icio.us (el antiguo, ese con nombre geek que jamás revelaré), ahora podría disfrutar largo y tendido de vez en cuando de Youtube, o informarme de las noticias más importantes del día en menéame. Es más, ahora podría tener mi famoso gravatar (no sé si les pasaba, pero antes, cada vez que quería registrarme, el sistema estaba caído, por tanto mis comentarios en blogs pecaban de ultra anónimos). Lo que yo no sabía es que todos esos increíbles servicios, milagros de la ingeniería – no así del diseño – pertenecían a la recién bautizada Web 2.0.

Cuando conocí el nombre, no les negaré que sonaba exitante. Era como si tan sólo el hecho de tener nombre, ese nombre, esta nueva internet, dejaba atrás esos sitios llenos de información literalmente irrelevante, esos patéticos gif animados donde decía «this is the best website of the world» eran historia -para qué hablar de aquellos portales con más publicidad que contenido- ahora nosotros, los usuarios, teníamos el poder.

Evidentemente la revolución estaba comenzando, y como nadie quería pertenecer a la web old school, esa «fea», todos se suben al carro de la famosa – insisto – web 2.0.

Ahora todo debe ser semántico, brillante, usable, ¿asequible? (y esto lo cuestiono, porque muchos 2.0 fans, se han olvidado que por muy malo que sea IE, ese es el navegador que usa la abuelita, y que si al entrar a tu página ve miles de manchas de PNG, la traumarás tanto que preferirá no sólo dejar de usar IE, sino que cerrará tu página, apagará su primer pc, e irá a la plaza a estirarse con algún piño de vegestorios) (wow, que gran paréntesis ese), centrado en el usuario, etc, etc, etc.

Evidentemente esas cosas revolucionaban nuestro internet, de hecho han logrado que quienes tienen una simple conexión a internet, sientan una nueva experiencia al usarlo.

A tal punto llegó esta revolución, a tal punto se prostituyó el término, que en cuestión de meses, todos hablaban de ella. La web 2.0 aquí, allá, crea logos 2.0, bajate un set de reflejos 2.0, cómo hacer un diseño 2.0, caca 2.0, servicios 2.0, ajax, que la 2.0 aquí, allá (denuevo).
A tal punto llegó a marearme esta perra llamada 2.0, que no quiero oirla más, porque personalmente un sitio hecho en base a esta nueva internet tiene que tener una simple cosa: centrarse en el usuario, él es el protagonista, y le damos lo que quiera, busque o necesite, y para ellos, nuestros sitios deben ser usables, y asequibles. Nada más que eso!..eso es todo.

Por lo mismo, hoy en día odio los falsos caballitos de batalla de la falsa 2.0; ajax, reflejos, gradientes 2.0 (WTF), colores (me pueden creer que hay unos cuántos blogs por ahi que tienen para descargar una paleta donde dice, por ejemplo verde technorati – WTFx3!!). A tal punto ha llegado esta plaga de idiotas, que dicen que Flash es mejor que Ajax, siendo que jamás han usado ni uno ni el otro! (Ajax es útil en ciertas condiciones, y flash en otro…lo importante es saber cuándo usarlos) Todo, porque claro, quienes «crean web 2.0, con gradientes 2.0, dicen que ajax, hace efectos 2.0 – PUAJ!.

Bueno, eso.
Espero que algún desafortunado chico dos punto cero lea alguna vez esto, y sepa, que en algún lugar de este largo país llamado Chile, hay alguien que cree que su sitio es muy falto de creatividad, que las gradientes apestan, y que odia a la 2.0, tanto como a los flaites. Y de regalo, les dejo el header del nuevo diseño de mi blog, demasiado 1.0 para ustedes.

PS: Si algo, aunque sea el sitio más mínimo, tiene una medallita de beta, mi odio a ese sitio se multiplica por dos.

Etiquetas :

Te recomendamos ver también

Compartir en WhatsApp